Menú
Las 10 comidas y bebidas que debes tomar si tienes gastroenteritis
Y un menú

Las 10 comidas y bebidas que debes tomar si tienes gastroenteritis

Los expertos recomiendan dieta blanda, repartida en varias comidas frecuentes y raciones pequeñas, con alimentos fáciles de digerir y astringentes

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

La gastroenteritis viral es una infección de los intestinos que suele causar diarrea, dolor o calambres en el abdomen, náuseas o vómitos, y a veces fiebre. De acuerdo con el Instituto Estadounidense de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales, “la gastroenteritis viral es aguda, lo cual significa que ocurre repentinamente y dura poco tiempo, la mayoría de los casos de gastroenteritis viral duran menos de una semana, y la mayoría de las personas mejoran por sí solas sin tratamiento médico”.

En algunos casos, la gastroenteritis viral puede causar síntomas severos o puede llevar a la deshidratación, que se caracteriza por sentir una sed extrema y la boca seca, orinar menos de lo normal y más oscuro, sentirse cansado, disminución de la turgencia de la piel (es decir, que la piel, al pellizcarse, vuelve inmediatamente a la normalidad sin aplanarse) y mareos.

En la mayoría de los casos, la gastroenteritis viral no es perjudicial, aunque puede ser peligrosa si se llega a la deshidratación, ya que “se produce una gran pérdida de líquido y de electrolitos”, apunta Jaime Giménez, dietista-nutricionista y director de la consultoría nutricional Nutritional Coaching y miembro de la Academia Española de Nutrición y Dietética. De hecho, es en este punto cuando se debe consultar a un médico. Pero para evitar esa deshidratación es recomendable saber qué alimentos son beneficiosos y cuáles son perjudiciales y, sobre todo, cómo y cuándo se debe comer.

Limonada alcalina, en las primeras horas

Desde el Hospital Universitario de Fuenlabrada ofrecen algunos consejos para todos los que tengan una gastroenteritis aguda, como por ejemplo que no se debe tomar alimentos sólidos durante las primeras 4-6 horas en niños y 12 horas en adultos.

En este tiempo solo se administrará Sueroral Hiposódico o limonada alcalina, bebiendo en pequeñas cantidades, de forma continua, según demanda (sin forzar). La preparación del primero es “un sobre disuelto en 1 litro de agua mineral sin gas". La de la segunda: “A 1 litro de agua hervida se le añade el zumo de 2 o 3 limones, media cucharilla de bicarbonato, media cucharilla de sal y 2 o 3 cucharadas de azúcar”, concretan.

Foto: Algunos alimentos dificultan la digestión.

Cuando se haya controlado la primera fase (es decir, cuando se realicen menos de 3-4 deposiciones/día), se introducirá gradualmente la dieta sólida, siempre en pequeñas cantidades para comprobar la tolerancia a la misma.

“Podría ser interesante incluir alimentos astringentes y sin residuo, que ralentizan los movimientos intestinales, disminuyendo el volumen y la frecuencia de las deposiciones, así como que no dejan residuo intestinal como el arroz, los pescados blancos o las carnes de ave”, apunta el dietista-nutricionista.

En resumen, algunos de los alimentos que sí se pueden consumir son:

  1. Sopa de arroz, de zanahoria o de pescado.
  2. Puré de patatas o zanahorias.
  3. Arroz y tubérculos.
  4. Huevo pasado por agua: duro o en tortilla.
  5. Pescado cocido o a la plancha. Ls pescados deben ser blancos: pescada (congelada o fresca), lenguados, rape, faneca y gallo.
  6. Carne de ave cocida o a la plancha (sin piel).
  7. Frutas: manzana asada, manzana oxidada con unas gotas de limón (rallada o pelada y partida en trozos dejando al aire un rato para que se oxide), plátano maduro.
  8. Membrillo.
  9. Pan blanco tostado.

Y para desayunar…

Desde el Hospital Universitario de Fuenlabrada recomiendan que no se tome ni leche ni ningún alimento derivado, aunque indican que, tras una mejoría, se pueden tolerar el yogur natural y los quesos frescos.

Así, en el desayuno se tomarán infusiones claras de o manzanilla, edulcoradas con sacarina y pan tostado. “Durante toda la duración del proceso se mantendrá la rehidratación con Sueroral Hiposódico o limonada alcalina”, añaden.

A evitar…

Además de los lácteos, se debe evitar comer las frutas y verduras crudas y, especialmente, durante una semana es aconsejable evitar el consumo de las verduras de color verde como acelgas, espinacas, lechugas, así como la ingestión de almendras, compotas, nueces, pan negro, por su efecto laxante.

Tampoco se deben consumir dulces: caramelos, chocolates, pastelería, azúcar, ni las bebidas muy frías, sobre todo los refrescos, así como el agua con gas.

Menú propuesto por la Academia Española de la Nutrición

Desayuno

  • Infusión de manzanilla o jengibre o caldo vegetal.
  • Un par de rebanadas de pan blanco. Si es tostado, mejor, ya que será más digestivo. Se puede cubrir con compota de fruta (manzana).
  • Yogur natural desnatado.

Comida

  • Arroz blanco cocido, no muy condimentado.
  • Pechuga de pollo a la plancha o asada.
  • Manzana al horno con canela.

Merienda

  • Una rebanada de pan tostado con queso fresco o compota de manzana.

Cena

  • Crema de calabaza o de zanahoria peladas.
  • Dos huevos poché.
  • Plátano maduro

La gastroenteritis viral es una infección de los intestinos que suele causar diarrea, dolor o calambres en el abdomen, náuseas o vómitos, y a veces fiebre. De acuerdo con el Instituto Estadounidense de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales, “la gastroenteritis viral es aguda, lo cual significa que ocurre repentinamente y dura poco tiempo, la mayoría de los casos de gastroenteritis viral duran menos de una semana, y la mayoría de las personas mejoran por sí solas sin tratamiento médico”.

Salud
El redactor recomienda