Bacalao con miso y lentejas, un plato de pescado con sabores de oriente y occidente
  1. Recetas
VIDEORECETA

Bacalao con miso y lentejas, un plato de pescado con sabores de oriente y occidente

Los sabores de diferentes continentes pueden encajar a la perfección. Este es el caso del bacalao atlántico con el miso

Foto: Bacalao fresco con lentejas y miso. (Imagen: Snaps Fotografía)
Bacalao fresco con lentejas y miso. (Imagen: Snaps Fotografía)

Aunque el miso es un condimento que se suele añadir a las sopas y caldos japoneses, podemos utilizarlo igualmente para marinar carnes, aves y pescados. Este fermento de soja, sal marina y hongo koji está considerado un alimento curativo en China y Japón ya que posee enzimas que ayudan a la digestión y mejoran la flora intestinal. Además, aporta lípidos, vitaminas, minerales y proteínas vegetales. Su intenso y concentrado sabor mezclado con salsa soja y un poco de azúcar forman el adobo ideal para un lomo de pescado. Al contacto con el calor de la plancha la salsa forma una capa dorada y carameliza la superficie de la pieza, manteniendo la jugosidad en el interior. Un guiso de lentejas como base lo convierte en un plato completo, crisol de sabores de distintas culturas.

Receta del bacalao con lentejas y miso. (Vídeo: Snaps Fotografía)

Preparación: 20 minutos. Dificultad: fácil Coste: medio Comensales: 2

Ingredientes

  • 2 porciones de lomo de bacalao fresco
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas soperas de pasta de miso rojo
  • 1 cucharada sopera de azúcar
  • 2 cucharadas de salsa de soja suave
  • 1 cucharada de pimentón dulce
  • 400 g de lentejas pardinas cocidas

Elaboración

  1. Pela y pica el diente de ajo y la cebolla. Rehoga primero el ajo en una cucharada de aceite y cuando empiece a tomar color añade la cebolla.
  2. Cuando el ajo y la cebolla estén pochados, incorpora las lentejas cocidas y escurridas. Añade una cucharada de miso y otra de pimentón dulce.
  3. Mezcla todo bien para que se integren los sabores y calienta a fuego medio.
  4. Prepara mientras el adobo para el pescado. En un bol vierte el resto de pasta miso con el azúcar y la soja. Mezcla bien para que se diluya el azúcar.
  5. Añade los lomos de bacalao y cúbrelos con esta mezcla por todas sus caras. Déjalo macerar al frío durante al menos una hora.
  6. Calienta una sartén antiadherente, añade una cucharadita de aceite de oliva y sella el pescado a fuego fuerte. Se formará una capa dorada en la superficie del pescado. Dale la vuelta y repite la misma operación.
  7. Sirve enseguida el bacalao con miso sobre un lecho de lentejas calientes.

El truco final

Para un sabor más sutil y suave utiliza miso blanco en lugar de miso rojo. Si lo prefieres algo más especiado, añade media cucharadita de pimentón picante.

Bacalao Recetas en vídeo Recetas Recetas de segundos platos
El redactor recomienda