Decorar tartas y postres con almendras tostadas aporta un delicioso sabor a fruto seco. Su textura crujiente y su color dorado subirán de categoría cualquier plato en los que los incluyas, ya sea sobre un bizcocho o en una preparación salada como un guiso de cordero o un pollo en pepitoria. No hay mejor manera de conseguir un resultado bien crocante que hacerlo, muy fácilmente, en casa. Te mostramos aquí dos sencillos métodos:

Cómo tostar almendras fileteadas

Pasos

  1. Vierte las almendras fileteadas crudas en una sartén sin añadir ninguna grasa.
  2. Calienta la sartén y vigila el color de las almendras que irán oscureciéndose progresivamente.
  3. Saltéalas con delicadeza para que no se rompan y déjalas enfriar sobre un plato frío.
  4. ​Si quieres tostarlas en el microondas, extiende las almendras en un plato resistente al calor de manera que queden distribuidas en una capa fina.
  5. Conecta el microondas a 800W durante 2 minutos.
  6. Transcurrido el tiempo, remueve y conecta de nuevo en fracciones de 1 minuto y repite la operación hasta conseguir el color de tostado deseado.
  7. Deja enfriar completamente. Los frutos secos quedaran crujientes una vez fríos.

​El truco final

Conserva los frutos secos en el congelador en unas bolsas herméticas, mantendrás su frescura y evitarás que las grasas que contienen se enrancien.