El guacamole es un plato tan sencillo como irresistible, pero hay que saber respetar al aguacate si queremos conseguir los mejores resultados. Lo primero que hay que hacer es elegir bien al que va a ser el ingrediente estrella de nuestra receta; el truco está en quitar el rabillo de su parte superior. Si está verde, aún no habrá madurado lo suficiente; si está marrón, estará pasado de maduración. El punto medio es el color amarillo que nos indicará que es el aguacate perfecto para consumir.

Guacamole. (Snaps Fotografía)
Guacamole. (Snaps Fotografía)


Tiempo de preparación: 10 minutos. Dificultad: Fácil. Comensales: 4.

Ingredientes

  • 2 aguacates en su punto de maduración
  • Zumo de 2 limas
  • ½ cebolla morada
  • ½ tomate
  • Sal
  • Cilantro (opcional)
  • 1 bolsa de nachos

El truco, triturar con un tenedor. (Snaps Fotografía)
El truco, triturar con un tenedor. (Snaps Fotografía)

Elaboración

  1. Comenzamos cortando los aguacates por la mitad, retirando los huesos y sacándolos de su piel con la ayuda de una cuchara.
  2. Colocamos la carne de los aguacates en un bol y la aplastamos con un tenedor. Es fundamental usar un tenedor y no triturar ni pasar por la licuadora o batidora porque si no, no obtendremos la clásica consistencia del guacamole.
  3. Por otro lado, picamos la cebolla y el tomate en trozos pequeños y los añadimos al aguacate para después mezclar bien.
  4. Aliñamos con el zumo de lima y con sal al gusto y mezclamos.
  5. Acabamos espolvoreando un poco de cilantro fresco picado y servimos con unos nachos.

El truco final

El secreto para conseguir un buen guacamole es no triturar el aguacate; usa siempre un tenedor para evitar cargarte la textura final de la salsa.