Pongámonos clásicos por un momento, porque esta crema de coliflor es un primer plato que, como otros muchos purés, parece que ha ido quedando relegado a comida para niños. Pero una crema puede ser deliciosa y convertirse en un habitual de tu cocina si la preparas con un poquito de mimo.

Aquí el giro se lo da el alga kombu​, que hace que el plato suene un poco más moderno. Así que piérdele el miedo, porque no es un alga difícil de encontrar -incluso la venden deshidratada en algunos supermercados- y le da un toque diferente que te sorprenderá.

Saludable y muy rica. (Imagen: Snaps Fotografía)
Saludable y muy rica. (Imagen: Snaps Fotografía)

Tiempo de preparación: 30 minutos Dificultad: Media Comensales: 3

Ingredientes

  • 1 coliflor mediana
  • ½ cebolla
  • 1 nabo
  • 3 hojas de alga kombu deshidratada
  • Agua
  • 100 ml de leche
  • Aceite de oliva

Instrucciones

  1. En una olla grande, pon un chorro largo de aceite de oliva y echa dentro la cebolla picada. Cocina a fuego medio hasta que empiece a transparentar.
  2. Añade el nabo pelado y cortado en trozos y saltéalo un par de minutos.
  3. Por otro lado, corta la coliflor separando los floretes, de modo que no sean trozos demasiado grandes, y échalos en la olla. Pon también tres hojas de alga kombu.
  4. Añade agua abundante, echa sal al gusto y lleva a ebullición. Deja cocer durante 15 minutos.
  5. Escurre parte del agua y deja solo la suficiente para hacer el puré. Añade la leche y tritura todo hasta que no queden grumos.