Está claro que los superalimentos han llegado para quedarse y la chía es uno de ellos y, además, de los más famosos. Dentro de las múltiples formas de comerla y emplearla en la cocina, van ganando por goleada los púdines, que satisfacen el deseo de los más golosos.

Además de admitir mil y un sabores y combinaciones, son supernutritivos y te cargarán las pilas; por otro lado, conseguirán saciarte gracias a la cantidad grasas saludables que contiene (más concretamente ácidos grasos omega-3).

Foto: Snaps Fotografia.
Foto: Snaps Fotografia.

Tiempo de preparación: 10 minutos + 2 horas de reposo Dificultad: Fácil Comensales: 2

Ingredientes

  • 250 ml de leche
  • 3 cucharadas de semillas de chía
  • 2 cucharaditas de cacao en polvo
  • Ralladura de una naranja
  • 2 cucharadas de zumo de naranja
  • 2 cucharaditas de miel
  • Cáscara de cacao

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.

​​

Elaboración

  1. En un bol, mezcla las semillas de chía con el cacao en polvo y la ralladura de naranja.
  2. A continuación, añade el zumo de naranja y la miel, y mezcla hasta que se integre.
  3. Por último, añade la leche y vuelve a mezclar.
  4. Echa la mezcla en dos vasos y refrigera durante 3 horas o toda la noche.
  5. Decora con un poco de ralladura de naranja y cáscara de cacao, y sírvelo frío.

El truco final

Para esta receta hemos utilizado el chocolate y la naranja puesto que es una combinación que siempre resulta ganadora. No tengáis miedo de atreveros con otros sabores e ingredientes.