El pimiento verde es una hortaliza de la familia de las solanáceas. El médico de Cristóbal Colón lo confundió con una variedad de pimienta en las Américas y de ahí ha quedado su nombre.

Se recolecta cuando no está completa su maduración, antes de que cambie de color, aunque algunas variedades conservan el tono verde durante todo el proceso. Es un alimento especialmente rico en vitamina C y K, magnesio, hierro, calcio y fibra que contiene muy pocas calorías. Su forma alargada lo hace ideal para rellenar retirando previamente el pedúnculo y las semillas. Aunque es más habitual utilizar el pimiento rojo en este tipo de preparaciones, sorprende con una nota de color y prepara un plato vegetal con un toque de jamón.

Pimientos verdes rellenos de serrano y hortalizas

Preparación: 40 minutos Dificultad: Fácil Coste: Económico Comensales: 4

Ingredientes

  • 4 pimientos verdes largos
  • 100 g de jamón serrano en tiras muy finas
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria
  • ½ calabacín
  • Aceite, sal y pimienta

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 180ºC.
  2. Corta la corona de los pimientos y retira las pepitas.
  3. Vierte una cucharada de aceite de oliva en una sartén amplia. Añade la cebolla en brunoise y cuando esté un poco pochada, incorpora la zanahoria y el calabacín cortados en daditos muy pequeños.
  4. En cuanto las hortalizas estén rehogadas, incorpora el jamón serrano picado y mezcla bien los ingredientes.
  5. En una fuente de horno pon una capa de hortalizas.
  6. Rellena los pimientos con la ayuda de una cucharita hasta el máximo de su capacidad. Repite la operación con el resto de pimientos y disponlos sobre el lecho de hortalizas en la fuente de horno.
  7. Hornea los pimientos durante 30 minutos o hasta que estén tiernos, jugosos y tostados en la superficie.

El truco final

Para otra versión de este plato, puedes utilizar pimientos morrones o pimientos del piquillo y sustituir el jamón por carne picada.