Las lentejas son el plato de cuchara por excelencia, una receta de abuela que pasa de generación en generación y nunca debe faltar en nuestro recetario.

Tal y como sucede con todos los platos tradicionales, hay muchas variantes. Hoy te traemos la versión más consistente, la que lleva chorizo, panceta y morcilla. Una opción más que apetecible para estos días primaverales de bajas temperaturas.

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.

Tiempo de preparación: una hora. Dificultad: media. Coste: económico. Comensales: cuatro.

Ingredientes

  • 350 g de lentejas pardinas
  • 1 patata
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 1 chorizo
  • 1 morcilla
  • 1 trozo de panceta
  • 1 punta de jamón
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharadita de pimentón dulce de la Vera
  • 1 pimiento verde
  • Agua
  • Sal
  • Pimienta

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.

Elaboración

  1. En una cazuela grande, pon el aceite y añade el ajo, la cebolla y el pimiento picados. Sofríe unos 10 minutos. Si no te gusta encontrarte los trozos, pásalo por la batidora.
  2. A continuación, añade la patata chascada, es decir, la vas cortando, pero el trozo final lo rompes, no terminas con el cuchillo. Esto permitirá que la patata libere mejor el almidón y el guiso espese más.
  3. Remueve un par de minutos y añade el pimentón sin dejar de remover para que no se queme.
  4. Agrega las lentejas y sigue removiendo otros tres minutos. Cubre con agua fría y deja hervir una media hora. Añade sal y pimienta al gusto probando el caldo.
  5. Añade el chorizo, la morcilla, la panceta y el jamón. Comprueba que queda cubierto de agua y si necesitas añadir algo más, debe ser caliente para no romper la cocción.
  6. Deja cocer a fuego lento durante 35-45 minutos, removiendo cada poco tiempo para evitar que se peguen al fondo.

El truco final

Si quieres algo más saludable, puedes sustituir estos ingredientes y hacer las lentejas con verduras. Cocínalas con berenjena y la calabaza y verás qué resultado tan sorprendente.