Seguro que a más de uno nos ha pasado que hemos comprado plátanos y cuando vamos a comerlos se nos han estropeado. Se quedan negros, blandos y feos, y no sabemos qué hacer con ellos. ¡He aquí una rica solución!

Vamos a darles salida haciendo este pan de plátano que es esponjoso y jugoso a partes iguales. Una estupenda opción si queréis optar por un desayuno o merienda diferente.

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.


Tiempo de preparación: 45 minutos Dificultad: Fácil Comensales: 8

Ingredientes

  • 3 plátanos maduros
  • 2 huevos
  • 135 gramos de harina
  • 180 mililitros de leche
  • ½ cucharadita de bicarbonato
  • ½ cucharadita de levadura en polvo
  • ½ cucharadita extracto de vainilla
  • 175 g de azúcar
  • 35 g mantequilla
  • 1 tableta de chocolate 85%

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.


Elaboración

  1. Pon los plátanos pelados y cortados en un vaso de batidora y tritúralos. Reserva.
  2. En otro bol, bate bien los huevos y añade el azúcar. Mezcla hasta que esté totalmente integrado. Añade la leche, la vainilla, la mantequilla derretida y los plátanos machacados y mezcla bien.
  3. Echa la harina, la levadura y el bicarbonato, y mezcla todo hasta que no queden grumos.
  4. Finalmente, corta el chocolate en trocitos (reserva un poco) y añádelos a la masa. Mezcla con una cuchara para que el chocolate se reparta bien.
  5. Vierte la masa en un molde rectangular y añade algún trozo más de chocolate por encima.
  6. Hornea durante 35 minutos a 175º.
  7. Saca del horno y deja enfriar antes de desmoldar.

El truco final

Recuerda este concepto básico: cuánto más maduro esté el plátano, más dulce quedará el bizcocho. Esto te servirá para cualquier tipo de fruta en general. En Estados Unidos suele tomarse acompañado de mantequilla o mermelada, pero no hace falta. Esa textura de bizcocho o muffin es perfecta para tomarlo solo.