Una vinagreta casera natural preparada con antelación nos ayuda a salir del paso, comer sano y equilibrado sin pasar horas en la cocina. Prepárala en una botella hermética, solo tendrás que agitarla unos segundos y la tendrás lista para aliñar una ensalada de garbanzos o de pasta, unas hojas de lechuga o de tomate frescos, unas patatas al vapor o un pescado al horno. Despierta tus platos con un sabor natural sin complicaciones.

Vinagreta en botellas individuales

Ingredientes

  • 100 ml de vinagre de Jerez
  • 200 ml de aceite de oliva
  • 100 ml de aceite de girasol
  • 1 cucharada de agua
  • 2 cucharaditas de sal

Elaboración

  1. Vierte el vinagre de Jerez en una jarra medidora hasta llegar a 100 ml.
  2. Añade 2 cucharaditas de sal y mezcla bien hasta que se haya disuelto.
  3. Vierte esta mezcla en una botella con tapa.
  4. Añade una cucharada de agua.
  5. Mide 100 ml de aceite de girasol, añádelo a la botella.
  6. Repite la operación con 200 ml de aceite oliva.
  7. Cierra la botella con un tapón de rosca bien apretado y agita enérgicamente cada vez que necesites utilizar la vinagreta.
  8. Conserva la vinagreta en un lugar templado y oscuro.

El truco final

Adereza la vinagreta con una cucharadita de mostaza, hierbas frescas picadas, ajo… En ese caso consérvala refrigerada.