Parece que, desde que las grandes superficies y supermercados venden el salmorejo envasado, estamos perdiendo las buenas costumbres y ya no lo preparamos en casa. Es una auténtica pena porque es una receta rapidísima y sin mayor complicación que gana muchísimo con el toque casero.

Además, presentada con un poco de gracia y salero, conseguiremos un plato muy atractivo y refrescante con el que comenzar nuestras comidas, perfecto para los días más cálidos del año.

Tomate, ajo, pan, jamón y poco más. (Imagen: Snaps Fotografía)
Tomate, ajo, pan, jamón y poco más. (Imagen: Snaps Fotografía)

Tiempo de preparación: 15 minutos Dificultad: Fácil Comensales: 6

Ingredientes

  • 1 kg de tomates maduros
  • 200 g de pan
  • 1 diente de ajo
  • 150 ml de aceite de oliva
  • Sal al gusto
  • 1 Huevo cocido
  • Jamón serrano

Instrucciones

  1. Pela los tomates con la ayuda de un pelador de patatas o con un cuchillo bien afilado.
  2. Córtalos en varios trozos y ponlos en un vaso de batidora.
  3. Pela y corta el diente de ajo y añádelo al vaso.
  4. Añade también el pan troceado, el aceite y la sal, y tritura todo bien hasta que no quede ni un solo grumo.
  5. Puedes pasar el salmorejo por el chino para eliminar cualquier trocito de piel o pepita de tomate que puede haber quedado.

El truco final

Sirve fresquito y decora con huevo cocido y jamón serrano.