La espera en un restaurante se hace mucho más agradable cuando tenemos un poco de buen pan y una botellita de aceite aromatizado. Con ese aceite de calidad que tienes en casa, el frasco de cristal al que no sabes bien qué uso darle y unas ramitas de romero de tu salida al monte del fin de semana, puedes conseguir esa misma satisfacción sin pagar el precio y sin la espera del camarero.

¿Quieres compartirlo?

Repártelo en varias botellitas, diseña bonitas etiquetas con tu mejor caligrafía, ponles fecha y nombre, y regálalas a la gente que más quieres.

Además de con romero, puedes aromatizar tu aceite con ajo, guindilla y otras hierbas como tomillo, salvia, laurel, etc.

Cómo preparar aceites aromatizados (Vídeo: Snaps Fotografía)

Ingredientes

  • Aceite de oliva virgen extra
  • Unas ramas de romero fresco
  • 1 frasco de cristal con tapa

Elaboración

  1. Introduce unas ramas de romero en el interior de una botella.
  2. Añade aceite de oliva hasta llenar su contenido.
  3. Cierra con un tapón hermético y conserva en un lugar alejado de la luz y el calor durante al menos un mes para que adquiera todo el aroma.
  4. Utiliza el aceite directamente o fíltralo y desecha las hierbas.

El truco final

Mezcla distintas hierbas aromáticas en el aceite o combínalas con láminas de piel de cítricos.