Celebra el Día de la Hamburguesa dándote un capricho de dos pisos y mucho sabor con nuestra receta infalible para preparar una hamburguesa totalmente irresistible.

El truco está en que el queso sea auténtico manchego y que lo ralléis para mezclarlo directamente con la carne. Un ingrediente que también estará mucho mejor si le pedís al carnicero que os corte la pieza en vez de comprarla envasada, evitaréis aditivos innecesarios y disfrutaréis todo el sabor.

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.


Tiempo de preparación: 15 minutos Dificultad: Fácil Coste: Medio Comensales: 1

Ingredientes

  • 250-300 g de carne picada de ternera
  • 2 cucharadas de queso manchego rallado
  • 1 cucharada de cebolla caramelizada o mermelada de cebolla
  • 2 tiras de beicon
  • 1 mollete de pan
  • 1 puñado de lechuga variada
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.

Elaboración

  1. Pon la carne picada en un bol y añade el queso, la sal y la pimienta. Mezcla muy bien, usando las manos si fuera necesario para que la carne y los demás ingredientes queden integrados. Divide la carne en dos partes iguales y dales forma de hamburguesa.
  2. Para cocinar las hamburguesas, calienta una sartén con un chorrito de aceite de oliva y dora la carne cocinándola por ambos lados al punto de tu elección. Retira las hamburguesas del fuego y, en la misma sartén, fríe dos tiras de beicon a fuego fuerte hasta que queden bien crujientes.
  3. Continúa con el montaje de la hamburguesa. Para ello, corta un mollete de pan por la mitad y pon encima una capa generosa de lechuga variada. Coloca encima de la lechuga una de las hamburguesas y extiende después y por encima de ella una cucharada de cebolla caramelizada. Continúa colocando las tiras de beicon, la otra hamburguesa y añade salsas al gusto antes de cerrar la hamburguesa con la otra mitad del pan.

El truco final

Si quieres una hamburguesa casera del todo y tienes tiempo, prueba a caramelizar tú mismo la cebolla poniéndola en una sartén a fuego muy bajo hasta que se caramelice. Este proceso puede durar unos 20-25 minutos. Otro truco es añadirle un poco de bicarbonato: caramelizará mucho más rápido.