Cómo hacer un delicioso pan de soda con dátiles y nueces
  1. Recetas
RECETAS

Cómo hacer un delicioso pan de soda con dátiles y nueces

Siguiendo estos pasos queremos introducirte en el maravilloso mundo del pan casero. Una plato sencillo que apenas requiere amasado

Foto: Pan de soda. (Snaps Fotografía)
Pan de soda. (Snaps Fotografía)

Pocas cosas huelen tan bien como el pan recién hecho y si lo has hecho tú mismo, ni te cuento. Esta receta es clásica de la cocina irlandesa, no lleva levadura y el amasado es tan ligero que no se necesita ser un profesional; así que es perfecta para los que queráis iniciaros en el maravilloso mundo de hacer pan.

Se llama pan de soda, precisamente, porque usa bicarbonato sódico para su levado, lo cual le da una textura y una suavidad muy especial. Además, los aromas que le aportan la naranja, los dátiles y la miel lo convierten en un pan ideal para darse un caprichito dulce, pero sin pasarse.

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.

Tiempo de preparación: 1 hora y 30 minutos + 2 horas de reposo Dificultad: Media Coste: Económico Comensales: 6

Ingredientes

  • 525 g harina de fuerza
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • Una pizca de sal
  • 60 g de azúcar
  • 50 g de dátiles deshuesados
  • 50 g nueces picadas
  • 1 huevo
  • 60 g de mantequilla
  • 300 g de leche entera
  • Ralladura de ½ naranja
  • 1 cucharada de miel
Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.

Elaboración

  1. En un bol de tamaño generoso, mezcla la harina con la sal, el bicarbonato y el azúcar.
  2. Deshuesa los dátiles y córtalos en trocitos. Añádelos a la mezcla de la harina, así como las nueces bien picadas. Mezcla bien hasta que la harina haya cubierto los dátiles y las nueces.
  3. Por otro lado, bate el huevo y añádele la mantequilla derretida, la miel, la leche y la ralladura de naranja. Mezcla muy bien hasta que todo esté integrado y no queden grumos.
  4. Añade la mezcla líquida en el bol de los ingredientes secos y mezcla todo. Amasa en tandas de 1 minuto de amasado seguidas de 2 minutos de descanso hasta que la masa sea manipulable y puedas formar una bola con ella. Si la masa es muy pegajosa, puedes añadir un poco más de harina (muy poco a poco para no pasarte).
  5. Pon la masa en un bol enharinado y tápala con un trapo. Deja que repose durante 2 horas como mínimo, aunque es mejor si lo dejas toda la noche.
  6. Una vez pasado el tiempo de reposo, amasa ligeramente, dale forma de bola y pon la masa de pan en una bandeja de horno. Hornea durante 45-50 minutos a 200º con calor arriba y abajo.
  7. Saca el pan del horno y deja enfriar sobre una rejilla antes de comerlo.

El truco final

Si durante los últimos 10 minutos de horneado el pan está ya muy tostado por fuera, puedes taparlo con papel de aluminio para que no se queme pero acabe de hacerse por dentro.

Panes y panaderías Desayuno Gourmet Frutos secos
El redactor recomienda