La patata es un ingrediente habitual en la cocina española y las formas de cocinarla son incontables. Hoy os traigo una muy resultona, nada pesada y bastante sana si hacemos la mayonesa nosotros mismos y no nos pasamos con las cantidades a la hora de añadir la misma a las patatas.

Además, el toque de lima de la mayonesa le va al relleno que ni pintado, consiguiendo un juego de sabores que sorprenderá y agradará a mayores y niños.

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.


Tiempo de preparación: 1 hora y 10 minutos Dificultad: Fácil Coste: Económico Comensales: 2

Ingredientes

  • 2 patatas medianas
  • 4 cucharadas de alubias rojas cocidas
  • ½ aguacate grande
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva

Para la mayonesa de lima:

  • 1 huevo a temperatura ambiente
  • 1 vaso de aceite de oliva suave (más otro poco para ajustar la textura)
  • 1 cucharada de vinagre
  • Zumo de 1 lima
  • Una pizca de sal

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.

Elaboración

  1. Lava bien las patatas y colócalas en una bandeja de horno con un chorro de aceite de oliva por encima. Hornéalas a 200º, con calor arriba y abajo, durante 1 hora o hasta que estén tiernas.
  2. Una vez estén asadas, sácalas y déjalas enfriar ligeramente. Entonces, dale un corte longitudinal a cada una y ábrelas ligeramente para poder rellenarlas después.
  3. Mientras las patatas acaban de enfriarse, corta el aguacate en dados y mézclalo con las alubias. Puedes añadir un chorrito de lima y sal al gusto si lo deseas, aunque no te pases pues luego echarás la mayonesa que le dará sabor.
  4. Rellena las patatas con el aguacate y las alubias y prepara la mayonesa.
  5. Para ello, pon todos los ingredientes de la mayonesa en un vaso de batidora y bate a máxima velocidad poniendo la batidora, al empezar a batir, pegada al fondo del vaso. Cuando empiece a subir el huevo a la superficie, ve levantando la batidora muy poco a poco hasta llegar arriba. Si al llegar arriba no tiene suficiente consistencia, ve agregando sin dejar de batir más aceite en forma de hilo hasta que adquiera la textura deseada.
  6. Echa una cucharada de mayonesa encima de cada patata rellena y conserva la restante refrigerada.

El truco final

Para ver si las patatas están a punto, puedes comprobarlas pinchándolas con una aguja de cocina. Si esta entra fácilmente, estarán listas.