Esta tradicional bebida que está cayendo en el olvido y que poblaba nuestros deseos golosos de la infancia era muy popular en los cafés de Madrid a finales del siglo XVIII y comienzos del XIX. Se menciona incluso en novelas como 'Fortunata y Jacinta', de Benito Pérez Galdós.

Aunque su preparación es un poco más larga de lo habitual, ya que necesita cierto tiempo de congelación, su textura aérea, untuosa y cremosa la convierte en un refresco o incluso un postre ideal para días calurosos. El tonificante sabor de la canela y de la corteza de limón realza un batido espumoso de leche y merengue de claras y azúcar. Congela la preparación en bandejas de cubitos de hielo y tenla siempre preparada para servirla en cualquier momento. Sorprenderás con un batido natural lleno de nutrientes que encantará tanto a mayores como a pequeños.

Leche merengada


Tiempo de preparación: 20 minutos + 4 horas de congelación Dificultad: Fácil Coste: Económico Comensales: 4

Ingredientes

  • 1 litro de leche
  • 1 ramita de canela
  • 150 g de azúcar (75 para la leche y 75 para el merengue)
  • La piel de un limón
  • 3 claras de huevo
  • Canela en polvo

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.

Elaboración

  1. Vierte la leche en el vaso de la batidora. Rompe con las manos una rama de canela y añádesela a la leche, así como 75 g de azúcar.
  2. Pela la piel de medio limón (solo la parte amarilla) con la ayuda de un cuchillo afilado o un pelapatatas. Añádelo a los ingredientes anteriores.
  3. Tritura a máxima potencia con el brazo de la batidora.
  4. Una vez bien triturado, cuela la preparación a través de un colador fino.
  5. Vierte en cubiteras de hielo y congela durante al menos 4 horas.
  6. Para confeccionar el merengue, vierte las claras de huevo en un recipiente profundo y móntalas a punto de nieve con unas varillas eléctricas. Cuando adquieran consistencia, incorpora los 75 gramos de azúcar restante para conseguir una preparación espesa y brillante.
  7. Desmolda los cubitos y tritúralos con la batidora. Mezcla con una cuchara la crema resultante con el merengue.
  8. Sirve en vasos altos espolvoreado de canela en polvo. Decora cada vaso con una rama de canela.

El truco final

Cambia la leche de vaca por leche de almendras o cualquier leche vegetal de tu gusto.