El pollo asado es uno de esos platos suculentos y reconfortantes que nunca faltan en una comida familiar, un domingo con amigos o un picnic en el campo y cuyo aroma hace que una casa huela a hogar. Pero conseguir el punto exacto para que no resulte seco y la carne quede jugosa mientras la piel se mantiene crujiente... ¡eso es más complicado!, aunque no imposible.

Introduciendo una lata de cerveza en la cavidad interna del ave y añadiendo especias en su interior conseguimos crear vapor. De esta manera, el pollo se cocina en un medio húmedo. El calor envolvente del horno tuesta la piel y al estar en posición vertical y alejado de la salsa, no solo queda la piel dorada y crujiente, sino que no salpica y evitamos ensuciar el horno. La mezcla de especias y cerveza le proporciona un sabor extraordinario.

Una receta con una técnica diferente que te garantiza un éxito asegurado.

Pollo asado sentado

Tiempo de preparación: 1hora 15 minutos Dificultad: Fácil Coste: Económico Comensales: 4

Ingredientes

  • 1 pollo para asar
  • 1 lata de cerveza
  • 3 cucharada de pimentón dulce
  • 3 cucharada de azúcar de caña
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cucharadita de sal
  • Aceite de oliva

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 200º.
  2. Pica un diente de ajo con la ayuda de un 'prensaajos' o a cuchillo. Mézclalo con 3 cucharadas de azúcar de caña, 3 cucharadas de pimentón dulce, sal y pimienta.
  3. Lava una lata de cerveza. Ábrela y vacía la mitad de su contenido. Vierte una cucharada de mezcla de especias en el interior (ojo, hace espuma).
  4. Limpia el pollo y sécalo. Añade otra cucharada de especias en la cavidad del pollo. Unta la piel del pollo con aceite de oliva y añade las especias para cubrirlo completamente.
  5. Dispón la lata de cerveza en una fuente de horno y sienta el pollo de manera que la lata quede introducida en el interior del pollo. Cierra la abertura del cuello con un palillo para que no salga el vapor.
  6. Hornea durante una hora o hasta que al pinchar el pollo, los jugos salgan transparentes.
  7. Saca la lata con cuidado y sirve su contenido como salsa del pollo.

El truco final

Utiliza guantes o manoplas protectoras para retirar la lata del interior del pollo, el contenido estará hirviendo.