La comida que conocemos como rápida o 'fast food' puede seguir siendo rápida y no por ello ser menos saludable si la elaboramos en casa y con ingredientes de calidad. Las fajitas de pollo son una de esas comidas que pueden ser comida basura o una cena rápida y sin complicaciones nada lejos de ser saludable si sabemos cómo hacerlas.

Con solo elegir una buena carne y unas tortillas integrales tendremos la base para este plato. Además, podemos hacer nosotros mismos el aderezo para la carne y así evitar aditivos innecesarios y conservar todo el sabor con solo elegir las especias adecuadas. Podéis añadir más cantidad de especias respetando las proporciones y conservarlo sin problema durante meses en un tarro de cristal bien cerrado, así podréis usarlo en más ocasiones.

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.


Tiempo de preparación: 20 minutos Dificultad: Fácil Coste: Económico Comensales: 2

Ingredientes

  • 300 g de pechugas de pollo
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolleta
  • ½ cdta de cebolla en polvo
  • ½ cdta. de jengibre en polvo
  • ½ cdta. de pimentón picante
  • ½ cdta. de ajo en polvo
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva
  • Tortillas para fajitas

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.


Elaboración

  1. Corta las pechugas de pollo en tiras de aproximadamente 0,5 cm de grosor. Añade sal y pimienta al gusto por ambos lados del pollo y reserva.
  2. Por otro lado, corta los pimientos en tiras del mismo grosor que el pollo y la cebolla en tiras finas. Pon un chorro de aceite de oliva en la sartén y añade los pimientos, dejando la cebolla fuera pues tarda menos en hacerse.
  3. Cocina los pimientos a fuego suave y removiendo de vez en cuando hasta que estén blandos. Añade entonces la cebolla y deja que se cocine hasta que esté transparente y blanda. Sácalo todo de la sartén y reserva.
  4. En la misma sartén y añadiendo un poco más de aceite si fuese necesario, pon el pollo. Deja que se cocine a fuego medio hasta que esté dorado por ambas partes.
  5. Mientras se hace el pollo, haz la mezcla de especias. Para ello, pon en un bol el ajo y la cebolla en polvo, el pimentón y el jengibre. Mézclalo bien con una cucharilla y añade un par de cucharaditas de la mezcla al pollo una vez este esté dorado. Remueve bien el pollo para que coja las especias por igual y retira del fuego.
  6. Sirve dentro de las tortillas un poco de pollo y un poco de pimientos con cebolla. Puedes añadir salsas al gusto antes de cerrar la tortilla y disfrutar.

El truco final

Pon las tortillas en un plato y caliéntalas durante 10 segundos a máxima potencia en el microondas para comerlas templadas.