Las verduras son una guarnición ideal para muchos platos. Cocinarlas en el microondas no solo conserva todo el sabor y las vitaminas, sino que acorta radicalmente el tiempo de cocción de manera fácil y limpia. Sin necesidad de accesorios sofisticados, una simple hoja de papel vegetal servirá como recipiente.

Disponemos las verduras en la hoja, aliñamos con un poco de aceite y cerramos herméticamente replegando el papel sobre si mismo como si fuera un sobre. Unos minutos serán suficientes para cocer los vegetales sin necesidad de añadir sal ya que conservan sus propios minerales. Conseguirás además una textura crujiente y sabor fresco y delicioso.

Verduras al microondas

Ingredientes

Elaboración

  1. Pela los vegetales y córtalos en trozos del mismo tamaño.
  2. Extiende una hoja de papel de horno y dispón las hortalizas encima.
  3. Salpimenta ligeramente y riega con un chorrito de aceite de oliva.
  4. Cierra la hoja de papel sobre sí misma y haz varios pliegues para garantizar que quede cerrado.
  5. Remete los lados de la misma manera para conseguir un sobre cerrado.
  6. Introduce en el microondas a máxima potencia durante 5 minutos.
  7. Deja reposar 2 minutos y abre con precaución ya que se liberará vapor al hacerlo.

El truco final

Puedes utilizar este método para todo tipo de vegetales: champiñones, calabaza, puerros, cebolla, tomates..., ajustando el tiempo de cocción a la dureza y cantidad de agua de cada alimento.