Después de un largo invierno comiendo manzanas, peras y naranjas, es hora de disfrutar la fruta de verano como se merece y aprovechando todo su potencial. El melocotón es una de ellas y además es muy agradecido para acompañarlo con unas bolas de helado bien fresquito.

Con muy poco y sin demasiado esfuerzo, podéis elaborar esta receta a base de melocotones asados que se cocinan prácticamente solos al horno. Si no os convence el ron, podéis cambiarlo por un licor de caramelo o incluso omitirlo. Lo que sí que hay que hacer es elegir un melocotón grande, jugoso y dulce, y por supuesto servir cuando aún está templado tirando a caliente para que el contraste con el frío del helado haga de él un postre irresistible y vuestro favorito para esta temporada de verano.

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.


Tiempo de preparación: 70 minutos Dificultad: Fácil Coste: Económico Comensales: 4

Ingredientes

  • 2 melocotones grandes
  • Ron o licor de caramelo
  • 4 cucharaditas de azúcar moreno
  • Canela
  • Helado de vainilla
  • Sirope de caramelo

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.

​​

Elaboración

  1. Para empezar, prepara los melocotones: córtalos a la mitad longitudinalmente y gira cada una de las mitades para un lado, de forma que se separen. Quita el hueso del melocotón con la ayuda de un buen cuchillo y con cuidado para no romper la carne del melocotón.
  2. Coloca las cuatro mitades de melocotón en una bandeja de horno y añádeles un chorro de ron por encima. A continuación, añade una cucharadita de azúcar moreno sobre cada mitad de melocotón y espolvorea un poco de canela.
  3. Mete al horno y asa durante una hora a 180º. Pasado ese tiempo, sácalos, déjalos templar ligeramente y sirve en cuencos.
  4. Añade una bola de helado encima de cada mitad de melocotón, así como un poco de sirope de caramelo, y sirve cuando aún esté templado.

El truco final

Si no quieres usar alcohol, sustitúyelo por un chorrito de aceite de oliva virgen extra.