Uno de los grandes placeres del verano son las reuniones con amigos y familiares en torno a una buena comida. Si, además, le añadimos una barbacoa, se convertirá en una auténtica fiesta. Este plato es perfecto para preparar a la barbacoa y cómodo para comer en cualquier sitio gracias al formato brocheta. Si no tenéis la suerte de poder disfrutar de una barbacoa, no os alarméis porque a la plancha quedan igual de espectaculares.

Animaos también a añadir las hortalizas que más os gusten e incluso podéis ponerle algunos trocitos de pescado fresco como atún o rape para completar la brocheta; echadle imaginación y disfrutad de uno de los platos más sencillos y sabrosos del verano.

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.


Tiempo de preparación: 20 minutos Dificultad: Fácil Coste: Medio Comensales: 4

Ingredientes

  • 250g de gambas peladas
  • 1 pimiento rojo
  • 8-10 champiñones
  • 2 limas
  • 2 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Perejil
  • Sal

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.


Elaboración

  1. Comienza preparando todos los ingredientes de forma que los tengas a mano para montar las brochetas. Para ello, corta los champiñones a la mitad y lava el pimiento rojo para después cortarlo en tiras no demasiado largas.
  2. Por otro lado, corta una de las limas en rodajas de, aproximadamente, medio centímetro de grosor y corta éstas a su vez en dos mitades.
  3. Prepara también el marinado antes de montar las brochetas. Para hacerlo, pon el aceite de oliva en un vaso y añade el zumo de una lima. Añade también dos dientes de ajo muy picados y sal y perejil al gusto. Mezcla muy bien y reserva.
  4. Coge palos de brochetas y empieza a introducir los ingredientes en ellos: pon medio champiñón, luego dos o tres gambas, un trozo de lima, otras dos o tres gambas, una tira de pimiento rojo doblada a la mitad, más gambas y cierra la brocheta con otro medio champiñón.
  5. Unta las brochetas por ambos lados con el marinado que has preparado anteriormente. Cocínalas a la barbacoa o a la plancha hasta que estén doradas por ambos lados.

El truco final

Si quieres que las brochetas tengan más sabor, puedes dejarlas reposar en una fuente con el marinado durante 2 ó 3 horas antes de cocinarlas.