Cuando alguien oye parmentier le suena a algo muy fino y delicado, pero cuando veáis que es el puré más sencillo de mundo de preparar, querréis servir a todos vuestros invitados esta excelente guarnición que no cuesta nada preparar y que queda muy bien al decir el nombre del plato.

El parmentier de batata queda perfecto con unas buenas patas de pulpo y las podéis preparar a la plancha (como en esta receta), a la brasa o incluso asadas. El pulpo suele aparecer más a menudo acompañado de parmentier de patata, pero la batata le aporta un ligero dulzor verdaderamente atractivo que os conquistará sin lugar a dudas, tanto a vosotros como a vuestros invitados más exigentes.

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.

Tiempo de preparación: 50 minutos Dificultad: Fácil Coste: Medio Comensales: 2

Ingredientes

  • 2 patas de pulpo cocidas
  • 2 batatas pequeñas o 1 grande
  • 1 cda. de mantequilla
  • Pimentón
  • Sal
  • Aceite de oliva
  • Una ramita de romero fresco

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.

Elaboración

  1. Pon a cocer las batatas en abundante agua. Cocínalas hasta que estén muy tiernas; el tiempo dependerá de la calidad de la batata y de su tamaño. Para asegurarte de que están en el punto indicado, pínchalas con un tenedor.
  2. Una vez cocidas, pélalas y machácalas en un bol con la ayuda de un tenedor. Añade la mantequilla con las batatas aún calientes para que ésta se derrita y mezcla bien para conseguir un puré cremoso. Añade sal al gusto y sirve un poco en cada plato. Decora con un trocito de romero fresco.
  3. Por otro lado, pon las dos patas de pulpo en un plato y añádeles sal al gusto, asegurándote de repartirla bien por todas partes. A continuación, pon a calentar un chorro de aceite de oliva en una sartén y, una vez esté caliente, cocina las dos patas de pulpo a fuego medio.
  4. Dora las patas de pulpo por ambos lados y, entonces, baja el fuego y añade pimentón al gusto a la vez que mueves las patas para que el pimentón no se queme en contacto con la sartén.
  5. Saca el pulpo de la sartén y sirve encima del parmentier.

El truco final

Si quieres un parmentier más ligero y suave, sustituye la mantequilla por leche entera.