La crema de champiñones es una de las más famosas y comunes en los supermercados. Las venden ya preparadas, enlatadas o no, y con bastantes más ingredientes de los que serían necesarios y recomendables.

Por eso os hemos preparado la versión casera que, además de ser mucho más saludable y nutritiva, está mucho más buena. Es una de las cremas más sencillas de preparar y tiene un sabor muy agradable para los que no son demasiado amigos de los vegetales. Además, la nata le da un toque cremoso irresistible aunque siempre podemos hacer una versión más ligera como os contamos en el truco final de la receta.

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.



Tiempo de preparación: 30 minutos Dificultad: Fácil Coste: Económico Comensales: 2

Ingredientes

  • 450 g de champiñones Portobello
  • 2 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de harina
  • 350 ml de caldo de pollo
  • 200 ml de leche entera
  • 100 ml de nata
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.

Elaboración

  1. Si no has comprado los champiñones ya laminados, comienza cortándolos en láminas para cocinarlos después.
  2. En una sartén grande, pon un chorro largo de aceite de oliva y caliéntalo. Pon los dientes de ajo enteros y añade los champiñones en láminas. A fuego fuerte y tapando la sartén con una tapa, deja que los champiñones suelten el agua. Una vez lo hayan hecho, baja el fuego y, ya sin tapar, saltéalos hasta que se doren ligeramente.
  3. Añade la harina a los champiñones y mezcla bien hasta que la absorban por completo. Retira del fuego y reserva.
  4. Por otro lado, pon el caldo junto con la leche a calentar en una olla. Cuando comience a hervir, añade los champiñones que tenías reservados (no eches los dientes de ajo). Remueve bien y añade la nata. Deja cocinar a fuego medio y removiendo de vez en cuando hasta que la crema espese.
  5. Añade sal y pimienta al gusto, mezcla bien y sirve caliente.

El truco final

Si quieres hacer una versión más ligera, sustituye la nata por leche hasta alcanzar la cantidad indicada.