Esta receta es ideal para los niños, pero los adultos tampoco os vais a poder resistir a las delicias de la manzana con chocolate que os vamos a enseñar a preparar. Son una idea perfecta para cocinar con los pequeños porque además de ser muy fáciles, son una merienda saludable, divertida y diferente, y una excusa perfecta para pasar un rato en familia.

Para que sean sanas, aseguraos de que usáis un buen chocolate que debe ser con un mínimo de 70% de cacao; y el azúcar no debe ser su primer ingrediente. También es importante que elijáis los frutos secos al natural o tostados, pero nunca fritos, para decorar el chocolate que recubrirá las piruletas.

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.



Tiempo de preparación: 20 minutos + refrigerado Dificultad: Fácil Coste: Económico Comensales: 6

Ingredientes

  • 1 manzana roja grande
  • 125 g de chocolate negro para fundir
  • Almendra en cubitos o almendras troceadas
  • Palitos para piruletas

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.

Elaboración

  1. Comienza derritiendo el chocolate al baño María. Para ello, pon agua a hervir en una olla y, en un cazo o en una olla más pequeña, pon el chocolate troceado. Coloca el cazo del chocolate sobre la olla con agua caliente y remueve el chocolate hasta que se haya derretido por completo.
  2. Por otro lado, corta la manzana en gajos y pincha cada uno de ellos en un palo de piruleta.
  3. Ve untando cada uno de los gajos de manzana en el chocolate y deja que escurra el exceso de chocolate. Justo en este momento, echa por encima las almendras y ve pinchando cada piruleta en un trozo de corcho blanco o en otra manzana.
  4. Haz lo mismo con los demás trozos de manzana y mételos a la nevera hasta que el chocolate de la cobertura se solidifique por completo.

El truco final

Decora las piruletas con los frutos secos que más te gusten: pistachos, nueces, avellanas o cacahuetes.