El lenguado es un pescado blanco de agua salada que habita en los fondos de arena. Es capaz de cambiar de color para mimetizarse con su entorno y pasar desapercibido frente a sus depredadores. Se alimenta de peces pequeños y crustáceos, lo que confiere fineza y un sabor delicado a su carne. Es muy sencillo de limpiar y fácil de digerir, eso lo hace especialmente indicado para personas mayores y niños que no quieran encontrar espinas indeseables en su plato.

Aunque habitualmente se elabora a la plancha o al horno con salsas suaves, hoy nos atrevemos a prepararlo con sabores más intensos empleando encurtidos fritos y en puré. Un juego de texturas y sabores explosivos.

Lenguado con aceitunas

Tiempo de preparación: 20 minutos Dificultad: Fácil Coste: Medio Comensales: 4

Ingredientes

  • 4 lenguados
  • 75 g de aceitunas verdes deshuesadas
  • 50 g de alcaparras
  • Un chorrito de aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.

Elaboración

  1. Vierte una cucharada de aceite en una sartén, añade las alcaparras escurridas y deja que se tuesten a fuego vivo.
  2. En cuanto estén ligeramente crujientes, reserva las alcaparras.
  3. Añade el lenguado a la sartén y cocínalo durante 5 minutos. Dale la vuelta al pescado y continúa con la cocción 5 minutos más.
  4. Vierte las aceitunas deshuesadas en el vaso de la batidora, añade 2 cucharadas de aceite de oliva.
  5. Tritura e incorpora una cucharada de agua si fuera necesario hasta que quede un puré fino.
  6. Salpimenta el lenguado y cúbrelo con las alcaparras.
  7. Decora el plato con dos cucharadas de puré de aceituna.

El truco final

Para un sabor más intenso, haz el puré de guarnición con aceituna negra deshuesada.