¿Estás cansado de aperitivos aburridos y repetitivos? ¿Te apetece un bocado sabroso, crujiente, con una salsa cañera y divertida? La pasta fresca se presta a muchas elaboraciones y además de cocida se puede freír en aceite y conseguir sorprendentes resultados.

Elige tu variedad y relleno preferido, existen muchas opciones en el mercado: tortellini, ravioli, agnolotti, cappelletti rellenos de carne, pescado, queso, setas, hortalizas, foie, cebolla caramelizada y un largo etcétera. Prepara una sartén o freidora con abundante aceite caliente y fríe la pasta en pequeñas tandas para que no pierda temperatura. Una vez dorada, escurre sobre papel absorbente para eliminar al máximo la grasa y sirve con una salsa que combine bien con el sabor elegido. Hoy nos decantamos por unos ravioli de queso que se fundirá con el calor de la fritura y una salsa arrabiata bien picante

¡Prueba a hacerlos, el resultado te sorprenderá seguro!

Raviolis fritos

Tiempo de preparación: 40 minutos Dificultad: Fácil Coste: Económico Comensales: 4

Ingredientes

  • 1 paquete de raviolis frescos rellenos de queso
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla mediana picada
  • 2 dientes de ajo
  • 300 ml tomate triturado y colado
  • 1 cucharadita de guindilla o pimienta de cayena
  • Sal y pimienta
  • Aceite para freír

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.

Elaboración

  1. Para la salsa de tomate, vierte una cucharada de aceite en una cazuela. Cuando esté caliente añade dos dientes de ajo picados y una vez dorados, una cebolla en daditos.
  2. Cuando estén pochados incorpora el tomate triturado pasado en un colador para quitar el exceso de líquido.
  3. Incorpora una cucharada de azúcar, una cayena, sal y pimienta. Remueve para incorporar todos los ingredientes.
  4. Mantén a fuego medio y cuece la salsa para que se vaya durante 25-30 minutos.
  5. Para los raviolis, calienta el aceite en la freidora a 180ºC. Fríe la pasta en pequeñas cantidades y espera a que quede inflada, dorada y crujiente. Retira de la fritura y escúrrelos del aceite sobre papel absorbente.
  6. Sirve los raviolis con la salsa picante.

El truco final

Utiliza cualquier otra salsa para servir con los raviolis como salsa pesto, salsa de setas o salsa de tomate convencional si no te gusta el sabor picante.