El fenómeno 'fast food' no tiene por qué ser sinónimo de comida poco saludable. De hecho, la comida ambulante y callejera de muchos lugares del mundo consiste en platos calientes, económicos y nutritivos que podemos replicar en casa, como es el caso de esta abundante sopa con fideos. De origen chino, los inmigrantes de ese país la introdujeron en el país del sol naciente a finales del siglo XIX. Este tipo de pasta de harina de trigo se popularizó en Japón tras la Segunda Guerra Mundial. En menos de un siglo se ha convertido en un plato emblemático de la cocina nipona, de su vida cotidiana, con infinidad de variantes entre sus ingredientes. El caldo es el eje central de este plato, aderezado con salsa de soja o de miso, servido con fideos cocidos y coronados por una guarnición de pollo, cerdo o pescado, huevo, algas, cebolleta, espinacas, maíz, rábano, sésamo tostado, ajo seco, guindilla y un largo etc. Las posibilidades son infinitas y la preparación, sencilla. Disfruta en casa de esta reconfortante y asequible especialidad japonesa, al alcance de todos.

Preparación: 10 minutos. Dificultad: fácil Coste: económico. Comensales: 4

Ingredientes

  • 700 ml de caldo de pollo
  • 3 dientes de ajo
  • 60 ml de salsa de soja
  • 1 cucharadita de salsa inglesa
  • 1 pedazo de jengibre fresco
  • ½ cucharadita de cayena o guindilla en polvo
  • 375 g de fideos ramen
  • 300 g de pechuga de pollo cocido en tiras
  • 100 g de brotes de espinaca
  • 4 cucharadas de maíz dulce
  • 4 huevos cocidos
  • 1 hoja de alga nori picada
  • Semillas de sésamo

Preparación

  1. Mezcla en un cazo el caldo de pollo, los dientes de ajo cortados en dos, la salsa de soja, un pedazo de jengibre fresco pelado, la salsa inglesa y media cucharadita de guindilla o cayena.
  2. Cuece este caldo durante 5 minutos.
  3. Vierte los fideos en un poco de caldo o en agua hirviendo y cuécelos el tiempo que estipule el fabricante.
  4. Viértelos en un cuenco de servicio y añade el pollo cocido y los brotes de espinacas.
  5. Cubre con el caldo colado muy caliente.
  6. Adereza con copos de chile, semillas de sésamo tostado, alga nori seca y un huevo cocido durante 6 minutos para que la yema quede cremosa.
  7. Sirve de inmediato para que la sopa permanezca muy caliente.

El truco final

Aprovecha un buen caldo de cocido para la elaboración de esta sopa. Incorpora ingredientes como morcillo, gallina o fiambre para una version hispano-nipona de ramen.