A la pregunta cómo hacer marmitako se solía responder, hasta no hace demasiado tiempo, que había que comenzar seleccionando un buen atún o un bonito del norte. Si bien ambos ingredientes son los más tradicionales, esto no significa que no haya otras opciones igual de válidas para preparar esta receta.

De hecho, el poder variar de sabor usando otro tipo de pescados bien puede ser una apuesta de futuro y de placer gastronómico. Si te sientes valiente para preparar esta receta, comienza conociendo cómo se prepara tan clásico guiso. Te hacemos una propuesta para que pongas a prueba los paladares de tus invitados. De ti depende convertirte en el amo del marmitako y el cocinero que revolucionará la cocina en el siglo XXI.

Tiempo de preparación: 30 minutos Dificultad: Fácil Coste: Medio Comensales: 4

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ingredientes

  • 5 patatas
  • 600 g de atún
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolla
  • 2 cucharadas de carne de pimiento choricero
  • 800 ml de caldo de pescado
  • 1 diente de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimentón
  • Guindilla (al gusto)

Elaboración

Esta receta de marmitako con atún es la más clásica y tradicional.

  1. Pica el ajo y corta la cebolla en brunoise. Sofríe hasta que comience a quedarse transparente. Corta el pimiento verde en tiras finas y añádelo a la sartén hasta que toda la verdura esté pochada.
  2. Pela y añade las patatas. Mezcla bien con el sofrito. Corrige de sal.
  3. Añade el caldo, el laurel y la carne de pimiento choricero. Las patatas deben quedar totalmente cubiertas. Es el momento de añadir el pimentón y la guindilla (si es que te gusta el picante). Deja cocer a fuego lento hasta que las patatas estén blandas (unos 20 minutos).
  4. Corta el atún en dados. Apuesta por una pieza de calidad que sea fácil de cocer, pero que mantenga su sabor. El tamaño de corte ha de ser pequeño para facilitar su deglución.
  5. Sella el atún en una sartén a fuego fuerte. Se trata de que los jugos se queden en su interior. Vuelta y vuelta durante 2 minutos y a reservar.
  6. Añade el atún a las patatas y mueve la olla como si estuvieras buscando pepitas de oro. Así, lograrás que el almidón de la patata haga su efecto y que la salsa quede más espesa.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Si te apetece, añade alguna hierba aromática en el plato para mejorar el aroma del guiso. Debes saber que esta receta se aplica también a otros pescados como el salmón, la caballa, el rape o el pez espada. Se recomienda ir probando estos ingredientes hasta encontrar aquel que mejor se amolde a tus gustos. Apuesta siempre por pescados consistentes. Esperamos que esta receta de cómo hacer marmitako haya sido de tu agrado.

Truco final

Chascar o escachar la patata es fundamental para que suelte más almidón. Se consigue cortando la patata y, antes de llegar al final del corte, usando el cuchillo para romperla. Esta forma irregular contribuye al loable objetivo de conseguir una salsa untuosa y mucho más apropiada para esta receta.