Conocer una buena receta de salsa española es algo fundamental para cualquier recetario que se precie. Si estás buscando una interesante que pueda combinar con diferentes elaboraciones, es justo la que te traemos hoy. Es perfecta para acompañar cualquier tipo de carne y nunca falla.

Entre todas las salsas para carne que hay, esta es una de las mejores. El sabor que aporta es muy interesante y seguro que tus comensales se quedan con la boca abierta cuando la prueben. Triunfarás seguro.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Tiempo de preparación: 60 minutos Dificultad: Fácil. Coste: Económico. Comensales: 6.

Ingredientes

  • 1 cebolla grande.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 puerro.
  • 1 zanahoria.
  • 2 tomates naturales que estén maduros.
  • 500 mililitros de caldo de carne. Puede ser casero o envasado.
  • 1 hoja de laurel.
  • 1 cuchara colmada de harina.
  • 1 cucharada de perejil bien picado.
  • 1 copa de vino tinto o de vino de jerez.
  • Aceite de oliva.

Elaboración

  1. Lo primero que vas a tener que hacer es lavar bien toda la verdura. Una vez realizada esta acción, corta la cebolla en juliana (pequeñas tiras). En cuanto a la zanahoria, es mejor que vaya en rodajas cortadas a la mitad, y el tomate, en trozos que no sean muy grandes.
  2. A continuación, deberás echar un poco de aceite de oliva en una sartén y añadir las verduras anteriores acompañadas de los dientes de ajo y del puerro cortado en trozos grandes. Con paciencia, deja que todo se poche muy bien. Las verduras estarán listas cuando la cebolla esté casi transparente y la zanahoria muy blanda.
  3. El siguiente paso es añadir la cucharada de harina para que la salsa comience a ligarse y obtenga la textura que estás buscando.
  4. Ahora vierte la copa de vino tinto en la sartén y deja que se reduzca bien; el olor a alcohol tiene que desaparecer para que el proceso esté bien hecho.
  5. Cuando acabes de realizar el paso anterior, ve añadiendo el caldo poco a poco para que vaya cogiendo el sabor y la salsa empiece a coger cuerpo. Es importante que tengas en cuenta que debes remover todo el rato para evitar que se formen grumos con la harina. Si a pesar de esto, te percatas de que la salsa tiene una densidad demasiado líquida, puedes añadir otra cucharada de harina.
  6. Deja cocer unos 40 minutos para que todos los sabores se integren. Después de este tiempo tienes que añadir el perejil, que ya habrás picado con anterioridad.
  7. El último paso es batir toda la mezcla y pasarla por un colador. Así evitarás los grumos o los trozos que puedan quedar y conseguirás una textura suave y homogénea.

El truco final

Si quieres que tu receta de salsa española salga excelente, vamos a contarte un pequeño truco que hará que su color y su sabor mejore: tuesta por separado la harina antes de añadirla a la mezcla. Conseguirás que desaparezca el sabor a crudo y, además, el color de la salsa será mucho más oscuro.