Cocinar con alga nori es una magnífica manera de sacarle partido a este saludable vegetal. Sin embargo, se siguen desconociendo sus propiedades e incluso sus múltiples variantes para convertir cualquier receta en una delicia. Es importante resaltar que este ingrediente clásico en la preparación del sushi puede ser un revulsivo para tu forma de cocinar y de crear aperitivos perfectos en tus platos asiáticos.

Además, conseguirás aumentar la experiencia gustativa de cualquier comensal convirtiendo el inicio de cada comida en una apuesta por el sabor más intenso. Si quieres ganar en variedad, en matices diversos y en texturas más agradables, solo tienes que leer la receta que ahora te proponemos para que tu próxima comida sea inolvidable.

Preparación: 20 minutos. Dificultad: Fácil. Coste: Económico. Comensales: 4.

Ingredientes

  • 1 lámina de hojaldre.
  • Sal de alga nori.
  • Aceite de oliva virgen extra.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Elaboración

  1. Pon a precalentar el horno a 200 ºC (opción arriba y abajo).
  2. Extiende una base de papel vegetal sobre la zona de trabajo y extiende el hojaldre.
  3. Píntalo con aceite de oliva virgen extra utilizando un pincel.
  4. Incorpora la sal de alga nori sobre la lámina.
  5. Usa un rodillo para extender la sal lo máximo posible. Se trata de que toda la masa tenga este ingrediente y no de hacerla más fina.
  6. Corta el hojaldre con la forma que desees. Pínchalo con un tenedor antes de colocarlo en la bandeja de horno.
  7. Hornea durante 20 minutos. Han de quedar doraditas y no demasiado tostadas.
  8. Déjalas enfriar antes de servirlas.

Combinan a la perfección con todo tipo de aperitivos. Recuerda que para hacer la sal de alga nori solo debes tostar en una sartén unos 4 gramos de esta planta y mezclarla con sal Maldon. El sabor es mucho más intenso y aporta un toque especial que te permitirá emplearla para aperitivos o platos de pescado y ensaladas.

Estas galletas son perfectas para acompañar cualquier tipo de salsa e incluso se complementan muy bien con embutidos ibéricos de calidad. Su punto salado se funde con un crujiente de vital importancia para obtener grandes resultados.

Si te gusta la mezcla de culturas, apuesta por degustarlas con guacamole, romesco o salsa picante a base de chile. Sorprenderás a tus invitados con total seguridad. Resultan igualmente idóneas para los pescados ahumados, así como para aquellas ocasiones en las que busques el contraste de sabores.

En la variedad está el gusto. Incorpora estas galletas a tus canapés de siempre y atrévete a mezclarlas con ingredientes variados para deleitar tu paladar sin apenas esfuerzo.

El truco final

Si bien el hojaldre congelado es mucho más rápido, hacerlo en casa es más sencillo de lo que puedes imaginar. Apreciarás la diferencia desde el primer bocado y en recetas como esta, el resultado final es más que interesante. Eso sí, al cocinar con alga nori debes vigilar algo más el punto de cocción y trabajar muy bien la masa para que quede tal y como deseas. Anímate a innovar con tus recetas de aperitivos originales.