El estragón o dragoncillo es una hierba aromática que proviene de Asia Central y Siberia, que se extendió por Europa en la Edad Media. Su nombre proviene de la palabra 'esdragón' ya que su poder antiséptico y analgésico se utilizaba para aliviar las mordeduras de serpiente. Se conserva fresco más tiempo que otras hierbas frescas como el cebollino y la albahaca. Además, puede secarse o congelarse conservando gran parte de su aroma anisado, cítrico y ligeramente picante. Es una planta con propiedades digestivas, especialmente beneficiosa para el buen funcionamiento del hígado. Su sabor es intenso y dominante, por lo que se debe usar en pequeñas cantidades. Mezclado con otras finas hierbas compone las conocidas hierbas provenzales, también se usa habitualmente en atadillos o en la preparación de vinagretas. Hoy lo combinamos con una mostaza de hierbas para confeccionar una salsa fina y untuosa que acompañe unos sencillos contramuslos de pollo. Ingredientes de fondo de despensa que te harán quedar como un gran chef sin necesidad de preparaciones complicadas ni de pasar una eternidad entre fogones.

Contramuslos

Preparación: 30 minutos. Dificultad: Fácil. Coste: Económico. Comensales: 4.

Ingredientes

  • 4 contramuslos de pollo con piel
  • 1 cucharada sopera de mostaza a las hierbas
  • 1 cucharadita de estragón seco
  • 250 ml de nata espesa

Elaboración

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.

  1. En una sartén amplia vierte una cucharada de aceite de oliva.
  2. Marca los contramuslos por ambas caras hasta que queden doradas. No importa que el centro quede poco hecho. Reserva los contramuslos
  3. Retira la grasa que ha quedado en la sartén y añade una cucharada de mostaza de hierbas.
  4. Reduce el fuego e incorpora la nata. Mezcla bien y añade el estragón seco.
  5. Incorpora los contramuslos de pollo a la salsa y deja cocer a fuego suave hasta que estén hechos en el interior, unos 15-20 minutos.
  6. Sirve los contramuslos con la salsa de estragón y espolvorea con un poco de hierba seca.

El truco final

Si utilizas estragón fresco, reduce la cantidad ya que el sabor es más intenso. Puedes sustituir la mostaza de hierbas por mostaza normal y añadir una mezcla de finas hierbas picadas.