Los fritos son los reyes indiscutibles del aperitivo. Pero para salir de la consabida croqueta o la patata brava, traemos hoy unos langostinos ultracrujientes con sabores asiáticos. Empanados con panko, que es un tipo de pan rallado de origen japonés elaborado a partir de pan blanco de harina de trigo sin corteza. Este tipo de pan se pica mientras está fresco en migas grandes y se deja secar por completo posteriormente. Esta peculiaridad le confiere una textura especialmente crujiente y ligera una vez frito. Así los empanados adquieren más volumen, quedan más finos y absorben menos cantidad de aceite durante la fritura. Esta cobertura es especialmente adecuada para realzar el sabor de los langostinos que insertados en brochetas para facilitar la fritura, serán más fáciles de comer con los dedos, sin necesidad de cubiertos. Seguimos con la inspiración nipona para la salsa de acompañamiento consistente en una sencilla mayonesa endulzada y aderezada con salsa picante, sriracha en este caso, pero bien puede sustituirse por harissa, kimuchi, pasta de ají o guindilla. Una combinación de dulce, salado, umami, picante y crujiente en un solo delicado, sabroso y exótico bocado.

Ingredientes

  • 20 langostinos
  • 100 g de pan rallado de tipo panko
  • 1 huevo
  • 200 g de mayonesa
  • 1 cucharada sopera de salsa picante sriracha
  • 1 cucharada de azúcar
  • Brochetas de madera

Langostinos con panko

Preparación: 20 minutos. Dificultad: Fácil. Coste: Medio. Comensales: 4.

Elaboración

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.

  1. Retira la cabeza y pela los langostinos dejando el extremo de la cola intacta. Insértalos en las brochetas de madera por la parte de la cola para que queden rectos.
  2. Bate un huevo y añade sal y pimienta.
  3. Pasa los langostinos por huevo batido y luego por el panko hasta que se impregnen bien y queden empanados.
  4. Calienta el aceite a 180 ºC y fríe los langostinos en tandas.
  5. Para confeccionar la salsa, mezcla la mayonesa con la salsa sriracha y una cucharada de azúcar.
  6. Sirve los langostinos recién fritos y crujientes con la salsa mayonesa picante.

El truco final

Haz una salsa mayonesa casera y agrega huevo, salsa picante y azúcar desde el principio. Incorpora aceite de girasol o maíz en lugar de aceite de oliva para que el sabor permanezca suave y no domine sobre el resto de ingredientes.