Las recetas de marisco nunca deben faltar en la época navideña, ya que dan a la mesa un toque de distinción, por no mencionar que están deliciosas. Aunque la mayoría de estos alimentos tienen una carne que los hacen especialmente ricos sin acompañamiento, también podemos sorprender a nuestros invitados dándoles un toque de elaboración, como hacemos en esta receta de gambones al horno.

Hace años, los gambones tenían un precio muy elevado, algo que ha ido cambiando con el tiempo, haciéndolos asequibles a todos los bolsillos. Hay que tener en cuenta que en Navidad el precio sube (por el incremento de la demanda) pero igualmente podemos esperar a que pasen estas fechas y comprarlos más económicos.

Tiempo: 25 minutos. Dificultad: fácil. Coste: Moderado. Comensales: 4

(iStock)
(iStock)

Ingredientes

  • Un kilo de gambones (unas 20 unidades) que pueden ser frescos o congelados.
  • Tres ajos picados.
  • Sal gruesa al gusto.
  • Un chorreón de aceite de oliva virgen.
  • Perejil picado.

Elaboración

  1. En primer lugar, precalienta el horno a unos 200 grados centígrados y espera unos cinco minutos para que el calor se haya distribuido por todo el recipiente.
  2. En segundo lugar, no olvides que los gambones siempre hay que calentarlos sin pelar, para que conserven todo su jugo (de otra manera se secarían enseguida). Se pueden colocar en una bandeja de horno sobre la que habremos dispuesto antes papel de aluminio o papel especial de horno. Lo esencial es que los gambones queden bien alineados, sin que se tapen entre ellos. Si el horno es pequeño, podemos cortar los bigotes que ocupan espacio y no dan ningún valor al plato.
  3. A continuación, debes espolvorear el ajo picado, la sal y el aceite por encima de los gambones, de manera que ninguno de ellos se quede sin esta deliciosa cubierta.
  4. Finalmente, introduce toda la mezcla en el horno precalentado y lo deja hornear alrededor de 20 minutos a 200 grados centígrados. Es conveniente estar atentos a que no se nos queme o nos pasemos de cocción.
  5. Un punto importante es servir los gambones recién sacados del horno y, como sugerencia de presentación, se pueden colocar sobre un plato de terraza negro con el perejil fresco espolvoreado, esta hierba le da siempre un toque especial a las recetas de marisco.

El truco final

(iStock)
(iStock)

La gastronomía navideña ha ido cambiando con el tiempo en los hogares españoles y el marisco hace tiempo que se hizo hueco en nuestra tradición. Siempre se ha tratado de un alimento especial que no se come todos los días, tanto por su precio como por sus altas propiedades nutricionales.

Hay que saber innovar y probar recetas de marisco que incluyan degustar este alimento en caliente, simplemente para comprobar que sigue estando delicioso. Como truco final para que la receta de los gambones a la plancha mejore, te aconsejamos prepararlos añadiendo un poco de cava, whisky, vino blanco u otra bebida alcohólica antes de meterlos al horno. Una vez evaporado el alcohol, este multiplicará el sabor del plato y, sin duda, lograrás con ello sorprender a más de uno.