A veces basta un poco de imaginación para convertir las conocidas y tradicionales recetas de pescado en apetecibles propuestas, innovadoras y atractivas, que devolverán a tu familia las ganas de comer en casa.

Así pasa, por ejemplo, con la dorada al horno. Se trata de una sencilla y deliciosa sugerencia a la que habrás dado protagonismo en muchas celebraciones domésticas. Pero ¿por qué no arriesgar e intentar sorprender con una nueva puesta en escena?

Te proponemos que des paso a una nueva presentación y que emplees las setas como complemento de este plato. Son muchos los tipos de setas a los que puedes recurrir, pero tus recetas de pescado se mostrarán especialmente agradecidas ante el shiitake, el boletus y la cantarela. O, si lo prefieres, ante una escogida variedad de setas de temporada. A continuación te contamos cómo hacer una dorada rellena de setas auténticamente deliciosa.

Tiempo de preparación: 30 minutos. Dificultad: Media. Coste: Económico. Comensales: 4.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ingredientes

  • 1 kilo de dorada entera (aproximadamente una o dos piezas, dependiendo del tamaño y procedencia).
  • 400 gramos de setas.
  • Tomate cherry y patatas para guarnición (cantidad al gusto).
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Ajo.
  • Sal y pimienta.

Elaboración

  1. Empieza cortando las setas en trozos y a continuación saltéalas en una sartén con el aceite de oliva (unas tres cucharadas) y un diente de ajo bien picado. Si les quieres dar un poco más de chispa, añade un chorro de vino dulce (un oporto, por ejemplo, o un vino de Jerez). Recuerda que las setas pierden casi todo su volumen al cocinarlas, así que si no son muy grandes puedes echarlas a la sartén sin trocear.
  2. Una vez cocinadas las setas, emplea ese mismo aceite para cubrir la bandeja del horno. Salpimenta la dorada a tu gusto y colócala en la bandeja, rellenándola con las setas.
  3. Precalienta el horno a 180º con calor arriba y abajo y a continuación mete la bandeja con el pescado y las setas. Aunque el tiempo de horneado dependerá un poco del tamaño de la dorada, lo importante es no pasarse. Si son pequeñas, puede que con 5 minutos sea suficiente. Lo mejor es que lo vayas comprobando y no lo dejes más tiempo que el que el pescado necesite.
  4. Mientras el pescado se hornea, prepara la guarnición de patata y tomate cherry. Puedes saltear los tomates en la sartén y preparar las patatas como más te gusten, fritas o cocidas.
  5. Una vez que el pescado se haya hecho, apaga el horno y déjalo reposar un par de minutos antes de sacarlo para que se reparta bien el calor por toda la pieza.
  6. Sirve inmediatamente la dorada junto con la guarnición elegida y prepárate para disfrutar y triunfar con esta deliciosa receta.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

El truco final

Puedes adaptar otras recetas de pescado a esta que te proponemos o enriquecerla con hierbas provenzales, guindilla, perejil, piñones u otros frutos secos aromáticos. Tus invitados se quedarán con la boca abierta.