¿Quieres saber cómo hacer mermelada casera? Se puede realizar de diversas maneras. En primer lugar, porque la receta, aunque fácil, ha de estar equilibrada en lo que respecta a sus proporciones. Y en segundo término, porque no se trata de que prepares la mermelada y te olvides de ella, también tendrás que aprender cómo hacer conservas en casa.

Todo depende de la calidad de la fruta elegida y de que siempre añadas un 65% de fruta y un 35% de azúcar. Además, el mimo, los toques personales y la forma en la que vas a usarla a posteriori son otros factores determinantes. Conoce cómo preparar una mermelada casera de fresa con nuestra receta.

Tiempo de preparación: 30 minutos Dificultad: Muy fácil Coste: Moderado

Ingredientes

  • 650 gramos de fresas
  • 350 gramos de azúcar
  • Un limón

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Elaboración

  1. Retira el tallo de las fresas, lávalas muy bien y colócalas en un recipiente con el azúcar. Tapa con papel film y mételo en la nevera durante una hora. Estarás consiguiendo que el azúcar se impregne del jugo de las fresas de forma natural.
  2. Pasado el tiempo arriba indicado, solo tendrás que remover la mezcla anterior lo mejor posible, volverla a tapar y dejarla un día entero en la nevera.
  3. Al día siguiente, vierte la mezcla en un recipiente con el zumo de un limón. Espera a que comience a hervir para bajar el fuego y mantenerlo así durante unos 45 minutos. Es importante que la mezcla reduzca su volumen lentamente.
  4. Pasa la batidora a velocidad baja, vuelve a poner a hervir la mezcla y retira la espuma que se acumulará en la parte superior.
  5. Mientras reposa tu mermelada, coge los botes de cristal que tienes ya preparados para el envasado y esterilízalos. Solo tienes que añadirles agua hirviendo durante cinco minutos para conseguir el efecto deseado.
  6. Añade la mermelada caliente a los botes, ciérralos y ponlos boca abajo para conseguir que el calor los selle totalmente.
  7. Etiqueta cada bote con la fecha de envasado. Recuerda que al abrirlo tienes que guardarlo en el frigorífico para conservar todas sus propiedades.
  8. Sirva la receta anterior como ejemplo, ya que todas las mermeladas se preparan de la misma manera y solo cambia el tiempo de cocción de la fruta. Como comprenderás, preparar una mermelada casera, que te durará un año sin problemas, es más que recomendable para poder degustar un producto natural, saludable y lleno de propiedades positivas para la salud.
  9. Además, puedes probar con frutas distintas hasta crear tu propia receta que termine por sorprender a todos tus amigos y familiares. Cualquier fruta es apta para hacer mermelada siempre que sea de alta calidad. De tu creatividad depende conseguir los mejores resultados posibles.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Truco final

Ahora que ya sabes cómo hacer mermelada casera, toca un buen consejo para sellar mejor el bote. Puedes introducirlo, cubierto con un paño, en agua caliente durante unos minutos. Conseguirás que la mermelada adquiera más consistencia y estarás asegurándote de que el recipiente está totalmente limpio antes de guardarlo en un lugar fresco y seco.