Las verdinas son unas pequeñas alubias de la familia de las habas con un característico color verde claro. Se cultivan en el norte de España, principalmente en Asturias y Galicia, y se recolectan cuando las habas han madurado pero las vainas todavía permanecen verdes. Su producción es pequeña y costosa, por ello se considera una alubia gourmet. Deben mantenerse lejos del sol ya que su efecto blanquea y cambia el sabor del haba. Su sabor fresco, su piel fina, casi inapreciable, y su textura especialmente mantecosa combinan a la perfección con el marisco, realzando su delicado sabor. La excusa perfecta para mantener una dieta equilibrada añadiendo legumbres a nuestro menú y mantener a raya los excesos sin renunciar al increíble sabor de este exquisito plato de cuchara.

Ingredientes

  • 1/2 kg de verdinas
  • 250 g de langostinos
  • 1 litro de caldo de pescado
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 1 pimiento verde
  • 2 dientes de ajo
  • 1 tomate
  • laurel, aceite , sal, pimienta y unas hebras de azafrán.

Verdinas Guisadas 2

Preparación: 2 horas 30 minutos. Dificultad: Fácil. Coste: Elevado. Comensales: 6.

Preparación

  1. Pon las verdinas a remojo en agua desde la víspera.
  2. Vierte dos cucharadas de aceite en una cazuela profunda. Añade los dientes de ajo picados y cuando empiecen a dorarse, incorpora el puerro, la cebolla, la zanahoria y el pimiento verde, todo muy picado.
  3. Rehoga hasta que las hortalizas estén pochadas.
  4. Incorpora el tomate picado, una hoja de laurel y azafrán.
  5. Añade las verdinas bien aclaradas y remueve.
  6. Incorpora el caldo de pescado y cuece a fuego medio hasta que las legumbres estén tiernas, unas 2 horas en función de la dureza del agua.
  7. Por último, incorpora los langostinos pelados y deja que se hagan con el calor residual de las verdinas.

El truco final

Prepara las verdinas en olla rápida durante 45 minutos. Aprovecha las cabezas de langostinos para elaborar el caldo o fondo de marisco donde cocer las verdinas.