Esta receta es la versión simplificada de una crema llamada potaje de la reina, muy popular en el siglo XV, cuyo nombre rinde homenaje a Margarita de Valois, primera mujer de Enrique IV de Francia. La receta original que se servía una vez a la semana en las mesas de la corte incluía, además de pechuga de ave, miga de pan, almendras crudas, media docena de yemas de huevo cocidas y nata fresca. Un plato lujoso, nutritivo y robusto que hoy preparamos en su versión más ligera pero no menos elegante, añadiendo un picado de trufa para darle un aire festivo. ¡No lo pienses más y atrévete con esta crema irresistible que te hará quedar como un rey!

Ingredientes

  • 1 puerro laminado (solo la parte blanca)
  • 2 dientes de ajo picados
  • 350 g de pechuga de pollo sin piel
  • 1 l de caldo de ave
  • 1 yema
  • 2 cucharadas soperas de nata
  • 30 g de trufa picada
  • 30 g de avellanas picadas
  • sal y pimienta
  • unas ramitas de perifollo o perejil

Crema de ave

Preparación: 30 minutos. Dificultad: Fácil. Coste: Medio. Comensales: 4.

Elaboración

  1. En una sartén, añade un poco de aceite y rehoga los ajos.
  2. Una vez que tomen un poco de color, añade los puerros y mantén a fuego medio hasta que se pochen.
  3. Incorpora el pollo cortado en dados y espera a que cambie de color y se vuelva blanquecino.
  4. Añade entonces el caldo. Cuece a fuego suave hasta que el pollo esté hecho, unos 10-15 minutos.
  5. Comprueba que el pollo esté hecho, reduce el fuego y añade la nata y la yema de huevo, sin dejar de remover y sin que llegue a hervir la crema.
  6. Tritura esta preparación, rectifica la sazón si fuera necesario.
  7. Por último, decora en el último momento con una cucharadita de trufa y avellanas picadas.

El truco final

Si quieres que la crema quede más densa, añade 50 g gramos de arroz a la vez que el pollo y cuécelo junto. Tritura el conjunto después.