El pavo da para mucho. Se te quita el apetito al imaginar que después de asar la pieza entera te quedarán sobras para hacer sándwich de pavo, albóndigas de pavo, pavo en salsa, croquetas de pavo el resto de la semana… Es posible que no quieras ni oír hablar de una receta con tan ilustre ave. Para que eso no ocurra, ¡hemos dado con la solución! Esta receta de pechuga rellena de queso y frutas secas con beicon hará las delicias de todos. Podrás elegir la cantidad de ave que se adapte al número de comensales y cortarla muy fácilmente como si se tratara de un fiambre. Asa la pechuga rellena en el horno de manera que quede jugosa en el interior y dorada por fuera. Sin grandes complicaciones y sin poner el horno perdido. Además este plato puede hacerse con cuatro o cinco días de antelación para que puedas ser previsor y disfrutes fuera de la cocina.

Ingredientes

  • Media pechuga de pavo en un filete fino
  • 150 g de beicon en lonchas
  • 4 lonchas de queso
  • 50 g de orejones
  • 25 g de dátiles sin hueso
  • 50 g de ciruelas deshuesadas
  • 1 cucharadita de cuatro especias

Pechuga de pavo

​​Preparación: 1 hora. Dificultad: Media. Coste: Medio. Comensales: 6

Elaboración

  1. Extiende las lonchas de beicon en dos capas sobre una hoja de papel de aluminio de manera que queden montadas unas sobre otras.
  2. Pon encima el filete de pechuga de pavo abierto.
  3. Salpimenta y extiende encima las lonchas de queso, cubriendo bien sobre la superficie, pero dejando un margen a los dos lados.
  4. Añade los trozos de ciruelas, los orejones y los dátiles.
  5. Espolvorea con una cucharadita de cuatro especias. Salpimenta por el exterior, enrolla el filete de pechuga y forma un rollo bien apretado, cerrando los extremos del papel film para que quede hermético.
  6. Hornea a 180º durante 45 minutos.
  7. Abre el papel de aluminio y gratina en el horno durante unos minutos para que se tueste el beicon.

El truco final

Deja enfriar el rollo antes de cortarlo para que no se abra. Si quieres un resultado más dorado, marca toda la superficie del rulo de pavo en una sartén muy caliente para darle color.