Además de deliciosa, la receta de berenjenas rellenas es una manera de presentar este alimento de una forma muy atractiva, poniendo en la mesa una verdura llena de propiedades y nutrientes. El secreto de esta receta en cualquier caso es comprar berenjenas de máxima calidad y poner atención a los tiempos.

Te puede resultar curioso saber que las berenjenas llegaron a Europa en la Edad Media y que durante mucho tiempo solo se usaban en las recetas a modo de elemento decorativo. Hoy en día en España no solo están enormemente consideradas, sino que incluso cuentan con D.O. propia como en el caso de las cultivadas en Almagro.

Preparación: 30 minutos Dificultad: Media Coste: Bajo Comensales: 4

Ingredientes

  • Bote de tomate frito estilo casero. Vas a necesitar 350 g. Puedes hacer la salsa de tomate tú mismo.
  • 4 berenjenas
  • Medio kilo de cebollas
  • 4 dientes ajo
  • 100 g de mozzarella rallada
  • 2 hojas de laurel
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal al gusto
  • Pimienta al gusto

Elaboración

  1. Hacer el relleno de la berenjena es algo relativamente sencillo. Por ello puedes ir calentando el horno mientras haces el sofrito a 180ºC.
  2. Hecho esto, el primer paso consiste en lavar bien las berenjenas, secarlas y partirlas en mitades. Una vez hecho esto colócalas en una fuente, sazónalas y hornéalas durante 20 minutos, no sin antes hacerles unos cortes en la pulpa. Estos deben ser diagonales. Una vez horneadas, déjalas enfriar.
  3. En frío tienes que proceder a retirar la carne o la pulpa de las berenjenas. Resérvala en un plato no sin antes picarla en pequeños daditos.
  4. Pela y corta la cebolla y los ajos. Sofríelos en la sartén a fuego medio con el aceite de oliva. Una vez dorados ambos ingredientes -puedes tardar unos 10 minutos sin dejarlos de remover para que no se quemen-, añade la pulpa de la berenjena y el tomate frito con el laurel. Déjalo cocer a fuego flojo y añade la sal y la pimienta que le haga falta a la salsa. Una vez tengas esta pasta, rellena las berenjenas y ponles el queso rallado. ¡Ya puedes gratinar tus berenjenas en tan solo unos minutos!

Con mozarella. (iStock)
Con mozarella. (iStock)

Truco final

Uno de los consejos para cocinar berenjenas consiste en hervirlas en lugar de hornearlas. El resultado es el mismo y solo necesitarás el horneado para gratinar. Otro truco muy usado en el cocinado de las berenjenas, no solo en esta receta sino en todas, es sumergir la berenjena en leche durante unos minutos. En el caso de esta receta podrás hacerlo cuando las partes por la mitad y haces los cortes en la pulpa. Es el truco para quitarle acidez a esta verdura.

Si las salas una vez cortadas y las dejas unos minutos sobre una rejilla, verás que comienzan a sudar. Realmente se trata de los jugos saliendo a la superficie. Hacer esto ayuda a quitar ese puntito ácido. Llegados hasta aquí, solo nos queda desearte suerte con tu receta de berenjenas rellenas.