De todos es sabido que la boloñesa es una de las salsas más emblemáticas de Italia, cuyos orígenes además se remontan a la Antigua Roma; época en la que se data el origen y su posterior expansión durante la conquista romana por todo lo que hoy es Occidente. No obstante, es interesante saber que no es hasta 1982 cuando se presenta oficialmente esta salsa en la Cámara de Comercio de Bolonia; una salsa que se caracteriza por la carne, pero ¿y si te decimos que también se encuentra entre las recetas veganas más populares?

Es cierto que aunque la salsa oficial contiene carne, es posible hacer una boloñesa sin ella. Y con el sabor más auténtico.

Tiempo: 30 minutos. Dificultad: Fácil. Coste: Moderado. Comensales: 4.

Ingredientes

  • 500 gramos de espaguetis
  • 120 gramos de soja texturizada fina
  • 6 o 7 tomates naturales (entre 600 y 700 gr)
  • 1/3 taza de vino blanco o rosado
  • Dos zanahorias grandes
  • Una cebolla
  • Un diente de ajo
  • Dos cucharadas soperas de tomate frito
  • Aceite de oliva
  • Sal al gusto
  • Orégano al gusto
  • Pimienta negra molida al gusto

 Foto: iStock.
Foto: iStock.

Elaboración

  1. Uno de los aspectos con los que cualquiera se inicia en el veganismo es la posibilidad de la sustitución de la carne por la soja procesada. Dicho esto, poco van a sorprender de entrada los ingredientes de esta salsa a la que te harás adicto. ¡No digas que no te lo advertimos! Pero antes, vamos a ver cómo se hace paso a paso:
  2. Lo primero que tendremos que hacer es hidratar la soja texturizada en un bol con el vaso de agua y con salsa de soja. Ojo con esto a la hora de corregir el punto de sal de la salsa al final.
  3. Picamos la cebolla, los ajos, las zanahorias y rallamos el tomate, dejando este último ingrediente reservado.
  4. Echamos el aceite en la olla o en la sartén para dorar a fuego medio la cebolla y los ajos. Una vez dorados, hay que añadir la zanahoria.
  5. Se añade el tomate natural rallado y la soja. Hay que ir removiendo y no te será complicado ver cómo la salsa va cogiendo cuerpo. El vino y el chorro de tomate frito irán a continuación mientras la salsa se tiene que ir reduciendo. La sal, el orégano y la pimienta se añade en este momento.
  6. Una vez cocida la pasta al dente, llega la hora de añadir la salsa.

 Foto: iStock.
Foto: iStock.

Truco final

En muchas recetas italianas se usa el apio y el puerro. Podrás añadir a esta salsa ambos ingredientes. El toque de sabor será el truco que puede marcar la diferencia en un claro acento italiano.

Otro de los trucos a la hora de hacer esta receta para ahorrar tiempo es ir cociendo la pasta al tiempo que se va haciendo la salsa, al no entrañar dificultad alguna en ninguno de estos pasos.

La boloñesa vegana es una indispensable en el mundo de las recetas veganas.Porque en esto del veganismo cocinar y cantar es todo empezar.