Los bricks son una especie de empanadilla frita elaborada con una masa extrafina hecha de agua, harina y sal. Es un plato de comida callejera que podemos encontrar en países como Túnez, Argelia o Turquía, que suele estar relleno de ingredientes salados como carne, queso, pollo e incluso huevo y que se fríe en aceite caliente para sellar la masa en forma de triángulo y cocinar los ingredientes que contiene. Siguiendo esta misma técnica de plegado preparamos hoy unos pequeños postres individuales que rellenamos de rodajas de plátano, ralladura de naranja, canela y chocolate. En lugar de freírlos, los introducimos en el horno pintados previamente con mantequilla, que les aportará sabor y la cantidad de grasa justa para que se doren y queden muy crujientes, eliminando el exceso de aceite. También se pueden envolver las hojas de brick enrollándolas como si fueran un cigarrillo y remetiendo los extremos para que no se salga el contenido. Estos bocaditos son una delicia muy sencilla de preparar tanto en dulce como en salado. Unas simples dotes de papiroflexia y tendrás un postre original.

Ingredientes

  • 4 hojas de brick
  • 50 g de mantequilla
  • 1 naranja
  • 1 plátano
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 50 g de chocolate troceado

bricks de plátano

Preparación 25 minutos. Dificultad: Media. Coste: Económico. Comensales: 4.

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 210ºC.
  2. Corta cada hoja de brick en cuatro tiras longitudinales, corta los extremos para conseguir rectángulos.
  3. Con la ayuda de un pincel de cocina, pinta la masa con mantequilla fundida.
  4. En el extremo superior dispón dos rodajas de plátano, espolvorea con chocolate picado, añade la canela en polvo y la ralladura de naranja. Repliega los bordes en forma de triángulo y repite la operación varias veces hasta que se acabe la masa.
  5. Coloca todos los triángulos en una bandeja de horno pintándolos de nuevo con mantequilla fundida.
  6. Hornea durante 10 minutos.
  7. Sirve muy caliente.

El truco final

Mantén las hojas de brick tapadas con papel vegetal o con un paño ligeramente humedecido ya que se secan muy rápidamente.