De los cientos de recetas de bizcochos que se pueden encontrar en cualquier libro de cocina o en internet, hay una que podría sorprenderte. ¿Te imaginas poder hacer un bizcocho de melocotón en almíbar con la lata que incluye tu empresa en tu cesta de Navidad? Ni te imaginas las posibilidades que ofrece este ingrediente.

Se acabó lo de ir poniendo la lata en distintos lugares de tu alacena antes de tirarla a la basura. Ahora podrás hacer un bizcocho para sorprender a todos los que deseen probarlo. ¿La repostería no es lo tuyo? No te preocupes, esta receta es tan fácil como efectiva. Anímate a prepararla y disfruta del éxito obtenido.

Tiempo de preparación: 45 - 50 minutos Dificultad: Fácil Coste: Económico Comensales: 8

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ingredientes

  • 1 lata de melocotón en almíbar
  • 1 yogur natural sin azúcar
  • 2 medidas (el vaso de yogur te puede servir) de azúcar
  • 1 medida de aceite
  • 3 medidas de harina de trigo
  • 3 huevos
  • 1 sobre de levadura en polvo

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 180 grados.
  2. Escurre, guardando el almíbar, los melocotones. Usa la mitad de ellos para cortarlos primero por la mitad y luego en láminas de unos tres centímetros de grosor.
  3. Pica el resto de los melocotones y ponlos a escurrir.
  4. Bate los huevos con el azúcar hasta que la mezcla adquiera un tono más claro. Añade el aceite y luego el yogur. Mezcla la harina con la levadura, tamiza esta mezcla con un colador y añade, poco a poco, a la mezcla anterior. Es el momento de incorporar los melocotones picados. Debes conseguir una masa homogénea y brillante.
  5. En el fondo de un molde de bizcocho, coloca un papel para hornear y las láminas de melocotón formando un círculo. Vierte la mezcla arriba explicada poco a poco.
  6. El horno debe tener calor arriba y abajo para que se dore por igual el bizcocho. Comprueba cómo sube poco a poco y también el punto de cocción usando un cuchillo o pincho de brocheta. Cuando salga limpio, estará listo. El tiempo de cocción dependerá de la calidad de tu horno.
  7. Deja enfriar antes de desmoldar. Si así lo deseas, usa el almíbar para pintar tu bizcocho cuando esté templado. Conseguirás darle brillo y un sabor más agradable. Puedes decorarlo con azúcar glas, con frutos rojos o con cualquier otro ingrediente que no enmascare demasiado el sabor del melocotón.

Este bizcocho es imbatible para desayunar, para merendar o como postre. Combina muy bien con una copa de oporto o de pedro ximénez. Su sabor no es tan intenso como pueda parecer y su textura es muy agradable al paladar. No dudes en hacerlo en casa. Es perfecto para toda la familia y una magnífica manera de conseguir que los más pequeños coman algo de fruta. ¡Nunca la fatídica lata de melocotón en almíbar dio para tanto!

Truco final

Uno de los ingredientes del bizcocho de melocotón en almíbar es el aceite. Escoge uno que sea suave para que no altere demasiado el sabor del resultado final.