Se trata de un plato típico y apetecible ideal para compartir con la familia y del que comemos casi sin parar. Cada día festivo, y no hay pocos, cuenta con un plato típico. En este caso, siempre suele estar presente la receta de canelones de San Esteban. Sin embargo, no es una elaboración como otra cualquiera, ya que tiene una peculiar razón de ser.

Es tradición en todo el país que las familias cenen reunidas; no obstante, en Cataluña también se reúnen para celebrar el día de San Esteban el 26 de diciembre. Los canelones que llevan el nombre de este santo son el fruto de una comida de reaprovechamiento, en la que se consume la carne sobrante de los días anteriores.

Tiempo de preparación: 40 minutos. Dificultad: Media Coste: Económico Comensales: 2

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ingredientes

  • 8 láminas de pasta
  • Queso parmesano rallado
  • 90 gramos de carne picada de cerdo
  • 90 gramos de carne picada de ternera
  • 90 gramos de carne picada de pechuga de pollo
  • Media cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 50 mililitros de vino blanco
  • 60 mililitros de tomate frito
  • 75 mililitros de caldo de ave
  • Sal
  • 500 mililitros de leche
  • 25 gramos de mantequilla
  • 25 gramos de harina
  • Nuez moscada

Elaboración

  1. Lo primero será introducir en un bol las tres carnes picadas. Resérvalo.
  2. Corta la cebolla en dados pequeños. Pon una sartén al fuego y añádela junto a los ajos sin pelar. Sofríelos durante 15 minutos a fuego lento hasta que la cebolla se vuelva translúcida. Añade la carne y el vino. Rehoga el conjunto durante 20 minutos hasta que la carne se dore. Una vez pasado el tiempo, rectifica de sal y pimienta.
  3. Introduce el contenido en un bol y tritúralo hasta obtener una masa espesa. Añade el tomate y remueve hasta que se integre. Verte el caldo de pollo poco a poco mientras remueves. Habrás conseguido el punto óptimo cuando logres una crema compacta, pero si la quieres más suelta, añade un poco más de caldo.
  4. Para preparar la bechamel empieza añadiendo la mantequilla para que se derrita, luego la harina y remueve con varilla para que se integren ambos ingredientes. Deja que se tueste un poco y ve añadiendo la leche poco a poco sin dejar de remover. Cuando obtengas una masa homogénea retírala del fuego, salpimiéntala y añade la nuez moscada. El truco para una bechamel sin grumos es integrar la leche fría y poco a poco sin parar de remover.
  5. Para preparar la pasta hiérvela en agua durante 10 minutos. Precalienta el horno a 180 ºC. Mientras, vierte la bechamel en una fuente, rellena los canelones y ponlos dentro. Añade un poco más de bechamel para cubrirlos y ralla parmesano por encima. 15 minutos al horno y estarán listos.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Truco final

Esta receta de canelones de San Esteban es muy sencilla. Para evitar que la pasta se rompa, aquí va uno de los consejos para hacer canelones: ponlos en un paño húmedo después de cocerlos y tápalos con otro. ¡Lo aguantarán todo!