A la hora de elaborar recetas de entrantes hay que tener en cuenta dos premisas. Por un lado, que no sean muy contundentes, para que no nos quite el apetito de los platos principales. Por el otro, que sean lo suficientemente ricas como para tener ganas de seguir comiendo. Parece una tarea complicada, pero no lo es tanto si elegimos bien los ingredientes.

Las cremas frías suelen ser una buena idea para ir abriendo boca, sobre todo, para contrarrestar la llegada de un plato principal caliente. Las gambas y los aguacates dan mucho juego en este tipo de recetas, pero ¿has probado a comerlos triturados? Aquí te diremos cómo combinarlos para un resultado espectacular.

Tiempo de preparación: 20 minutos. Dificultad: Baja. Coste: Bajo. Comensales: 4.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ingredientes

  • Aceite virgen extra.
  • 300 gramos de gambas peladas.
  • Un diente de ajo.
  • Pimentón dulce.
  • 230 gramos de aguacate (cómpralos bien maduros).
  • Sal.
  • Perejil.
  • Zumo de limón.
  • Pimienta negra.
  • 230 gramos de queso crema (tipo philadelphia).

Elaboración

  1. En primer lugar, ten en cuenta que si vas a usar gambas congeladas, lo mejor es que las saques del congelador el día anterior y las dejes en la nevera para que se vayan congelando despacio. Al día siguiente verás que están en un charco de agua, por lo que tendrás que sacarlas una a una y ponerlas sobre papel de cocina. De esta manera, el papel absorberá todo el agua y no interferirá en el sabor final de la receta.
  2. Una vez preparadas las gambas, pon una sartén al fuego con un chorreón de aceite. Cuando esté caliente, echa el diente de ajo troceado, junto con las gambas, una pizca de sal, el perejil picado y un poco de pimentón. No lo dejes mucho tiempo al fuego para que las gambas no se sequen.
  3. Por otro lado, en el vaso de la batidora añade los aguacates, el queso, un poco de zumo de limón y dos pizcas de sal y pimienta negra. Bate todo bien, hasta obtener una crema muy fina. Asegúrate de que no quedan grumos.
  4. Para emplatar esta receta es conveniente usar vasos de cóctel. Echa primero un poco de la crema de aguacate y, a continuación, parte de la mezcla de gambas y vas alternando ambas capas hasta que llenes el vaso. Para coronarlo puedes poner una ramita de perejil.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Truco final

Si quieres que la crema de aguacate adquiera una textura mucho más suave, puedes añadir un yogur natural a la mezcla. Mira bien que no sea azucarado porque podría estropear la receta. Ve echando el yogur poco a poco a la batidora hasta que la crema adquiera la consistencia que desees. Otra alternativa para darle cremosidad es utilizar nata líquida, que no es necesario batir y que puedes echar cuando estés rellenando los vasos.

Por último, un truco que siempre le da un toque especial a las cremas frías es, en lugar de poner una hoja de perejil, utilizar la hierbabuena. Esta hierba proporciona frescor a cualquier plato al que acompañe y es buena idea utilizarla, por ejemplo, en verano.