¡Este año sí! Por fin tu merengue quedará perfecto
  1. Recetas
recetas

¡Este año sí! Por fin tu merengue quedará perfecto

Cómo hacer este dulce como un maestro de la repostería dejará de ser una incógnita con nuestra receta. Atrévete a probarla y sorprenderás a todo el mundo

Foto: Puede acompañar tartas o tomarse solo. (iStock)
Puede acompañar tartas o tomarse solo. (iStock)

Cómo hacer merengue es una pregunta que posiblemente sepas responder aunque nunca hayas preparado esta receta. Es lógico, cualquiera sabe que conseguir una textura adecuada y la cremosidad justa no es nada fácil. Además, la repostería es posiblemente la ciencia exacta de la cocina, por lo que o sigues los pasos de la receta al pie de la letra o el resultado no será el más apropiado.

Si eres valiente y te atreves a probar nuestra receta de merengue, te garantizamos un gran éxito. De ti depende convertir tus dotes culinarias en una dulce realidad. Sorprende a tus familiares y amigos con un delicioso merengue y deléitate con su textura y con su agradable sabor.

Tiempo de preparación: 50-55 minutos. Dificultad: Difícil Coste: Económico

Ingredientes

  • 4 claras de huevo
  • 450 gramos de azúcar
  • 125 ml de agua
  • Un cuarto de cucharadita de sal
Foto: iStock.
Foto: iStock.

Elaboración

  1. Separa las claras de las yemas
  2. El bol, siempre metálico
  3. Añade las claras, la sal y bate
  4. Pon 100 gramos de azúcar
  5. Mezcla 350 gramos de azúcar y el agua
  6. Incorpora este almíbar
Foto: iStock.
Foto: iStock.

​​

Truco final

Esperamos que te haya gustado aprender cómo hacer merengue como si fueras un gran maestro repostero. Recuerda que esta crema se puede tomar tal cual, usarse para cubrir otros postres y darle un toque de horno o bien hornearla durante algo más de tiempo a baja temperatura para que se solidifique. Sea cual sea tu opción, nadie podrá criticar tu maestría a la hora de preparar un merengue exquisito.

La mejor opción para conseguir que el merengue quede cremoso y que suba es añadir los ingredientes poco a poco y con mucha paciencia. Las prisas en repostería siempre son malas consejeras.

Repostería Recetas Huevo Azúcar
El redactor recomienda