Una receta de conejo en salsa siempre es un acierto. Esta es una de las carnes más saludables, pero a la que se le presta muy poca atención. Siempre se habla de la del pollo o la del pavo, pero la de conejo aporta muy pocas calorías, una cantidad decente de proteínas y una dosis nada despreciable de vitaminas del grupo B.

Durante siglos fue una carne típica en las mesas de buena parte de la gente humilde y pudiente, ya que el conejo, por suerte, siempre ha sido una presa abundante. Por eso es un plato tradicional en algunas regiones de España. Sin embargo, lo que realmente nos importa es que se trata de una carne que encaja en una dieta equilibrada y esta es una de las recetas fáciles con ella.

Tiempo de preparación: 120 minutos Dificultad: Fácil Coste: Moderado Comensales: 4

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ingredientes

  • 1 kilo de conejo troceado.
  • 3 dientes de ajo.
  • 2 cebollas.
  • 1 rama de tomillo.
  • 2 hojas de laurel.
  • 2 tomates.
  • 12 patatas pequeñas.
  • 1 vaso de vino blanco.
  • 1 vaso de caldo de pollo.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Azafrán.
  • Sal y pimienta negra.

Elaboración

Si quieres ahorrarte tiempo o no eres muy diestro con los cuchillos y el despiece, pídele a tu carnicero de confianza que trocee el conejo. Una vez en casa, retira los huesecillos que pudieran haber quedado y salpimiéntalo a tu gusto una vez que esté escurrido.

  1. Antes de ponerte con la carne de conejo, corta las cebollas en juliana y pela el tomate. El truco consiste en escaldarlos tras haber realizado unos cortes en cruz desde la parte superior hacia abajo. Pícalos cuando los tengas listos.
  2. Pon a calentar una sartén con aceite y cuando esté caliente ve añadiendo los trozos de conejo. La idea de este paso es conseguir dorar las piezas de carne por todos sus lados. Una vez que logres el sellado aparta del fuego y reserva la carne.
  3. En la misma sartén añade la cebolla picada para pocharla a fuego lento 10 minutos. Pica los ajos y añádelos con el tomillo y una hoja de laurel. Remueve durante un tiempo para mezclar los ingredientes y añade el tomate picado. Con 10 minutos de cocinado y un par de vueltas conseguirás una salsa bien ligada.
  4. Pasado el tiempo, agrega la carne y las setas para luego incorporar el vino y el caldo de pollo. Tapa la sartén y deja que los ingredientes se cocinen a fuego lento durante 45 minutos. Pasados 15, añade las patatas y deja continuar la cocción de este guiso.
  5. El paso final consiste, simplemente, en dejar descansar 10 minutos el guiso una vez que pasen los 45 para que los sabores terminen de asentarse. ¡Que aproveche!

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Truco final

Esta receta de conejo en salsa es tan sencilla como has visto, solo deberás tener cuidado con los tiempos y estar atento en todo momento. Si lo que buscas en mejorar su sabor, deja que el plato repose un día entero. El resultado será arrebatador.