La cerveza no solo es una de las bebidas más populares del mundo, desbancando incluso al café, al vino y a los refrescos de cola, sino que es la bebida fermentada más antigua del ídem.

La primera cerveza data del año 9000 a.C en Mesopotamia y consistía en una mezcla de pan y agua que fermentaba gracias a la acción de levaduras. Desde entonces ha evolucionado mucho y su proceso se ha industrializado. No obstante, desde la década de los 70, primero en el Reino Unido y luego por el resto del mundo, se ha creado un movimiento de elaboración de cerveza artesana, enfocada en la producción tradicional.

Su calidad, diversidad y matices la hacen inigualable para tomar al sol en una terracita, pero también le dan personalidad y carácter al estofado que elaboramos en la receta de hoy. El lúpulo, la cebada, la malta aportan sabores afrutados, a hierba fresca, ligeramente amargos pero muy refrescantes. Combinados en cocina con unos dados de la parte más jugosa del pavo y unos champiñones, crean un contraste de sabores original y equilibrado.

Estofado de pavo con cerveza

Tiempo de preparación: 30 minutos Dificultad: Fácil Coste: Económico Comensales: 4

Ingredientes

  • Medio kilo de contramuslos de pavo en dados
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • Una cebolla
  • Un diente de ajo
  • 35 cl de cerveza artesanal
  • 250 g de champiñones
  • Arroz basmati cocido para acompañar

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.

Elaboración

  1. Vierte dos cucharadas soperas de aceite de oliva en una sartén o cazo espacioso. Cuando esté caliente, añade un diente de ajo y deja que se sofría.
  2. Antes de que tome color incorpora la cebolla cortada en cuadraditos.
  3. Una vez pochadas las hortalizas, incorpora los dados de pavo y deja que se sellen y cambien de color.
  4. Incorpora entonces los champiñones enteros y cubre con la cerveza.
  5. Reduce la intensidad del fuego para que haya un hervor muy ligero y deja cocer durante 20 minutos o hasta que los dados de pavo estén hechos en el interior pero permanezcan jugosos.
  6. Sirve muy caliente con una guarnición de arroz basmati.

El truco final

Puedes cortar los champiñones en rodajas en lugar de cocerlos enteros y añadir otro tipo de hortalizas como calabacines, pimientos o berenjenas.