Las bebidas refrescantes y basadas en frutas están de moda, es innegable. La limonada es uno de estos refrescos y es de los más tradicionales, pero siempre está bien darle una vuelta y reinventar ciertas recetas para conseguir resultados diferentes y deliciosos.

Con un par de frutas, en este caso el mango y la piña, le daremos un toque tropical irresistible sin olvidarnos del zumo de limón, que para eso estamos hablando de preparar una limonada.

Esta receta se puede preparar perfectamente con fruta congelada, pero si está de temporada y la encontráis fresca, conseguiréis un sabor mucho más fresco, intenso y natural. También se puede usar fruta en conserva y zumo de mango, pero cuidado con la cantidad de azúcar para que no se pase de dulce.

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.

Tiempo de preparación: 15 minutos Dificultad: Fácil Coste: Económico Comensales: 2

Ingredientes

  • 1 limón
  • 150 ml de agua fría
  • 1 vaso de zumo de piña
  • 1 mango
  • Hielos
  • 2 cdas de azúcar

Foto: Snaps Fotografía.
Foto: Snaps Fotografía.

Elaboración

  1. Corta el mango y reserva la mitad para más adelante. De la otra mitad, extrae la carne y ponla en un vaso de batidora junto con el zumo de 1 limón y el agua fría. Tritura muy bien con una batidora hasta que no haya trocitos.
  2. Añade entonces el zumo de piña y el azúcar y mezcla todo muy bien. Coge la otra mitad del mango que tenías reservada y córtala en cubitos. Añádeselos a la limonada junto con varios hielos.
  3. Sirve inmediatamente en vasos para tomarla bien fría.

El truco final

Añade también trocitos de piña y recuerda usar siempre frutas frescas para obtener los mejores resultados.