Las ensaladas de pasta nos aportan una buena dosis de hidratos de carbono complejos. Ahora que se acerca el verano hay que apurar y planear a conciencia la operación bikini. Con este plato lograremos un gran aliado para esta tarea, pero también combatiremos el calor que está por venir.

Esta es una receta sencilla, como no podía ser de otra manera, que no nos llevará mucho tiempo realizar y que disfrutaremos con unos fusilli al dente, la única manera de comer la mejor pasta. Así, nos cuidaremos y refrescaremos. El gran añadido a esta receta es el salmón ahumado, el cual da un toque de sabor único y una textura que nos hará adorar este plato.

Tiempo de preparación: 15 minutos Dificultad: Fácil Coste: Económico Comensales: 4

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ingredientes

  • 300 gramos de fusilli de colores
  • 200 gramos de salmón ahumado en lonchas
  • 200 gramos de queso fresco
  • 8 tomatitos cherry
  • 1 calabacín
  • Medio pimiento rojo
  • Aceite de oliva
  • Vinagre de Módena
  • Sal

Elaboración

  1. Lo primero que realizarás será cocer la pasta. Existen todo tipo de consejos y leyendas en torno a cómo cocerla al dente. Sin embargo, la clave está en el tiempo de cocción y en no dejar que la pasta se pegue al recipiente. Fíjate en los tiempos que indica el envase del producto para guiarte. La pasta seca, por lo general, tarda 10 minutos en cocerse. Sabrás que está al dente si ofrece cierta resistencia al morder. Buscas firmeza, no dureza.
  2. Para agilizar el proceso de cocción de la pasta añade sal, esto hará que el agua hierva antes. Pero no añadas aceite, ya que no aporta absolutamente nada a la cocción. No olvides remover para evitar que la pasta quede pegada en el fondo o tendrás que limpiar más de la cuenta.
  3. Limpia el calabacín y córtalo en bastones; los tomates cherry córtalos por la mitad; el queso en cuadrados y, por último, el salmón en tiras.
  4. Cuando la pasta esté lista, no olvides probarla para comprobar que está al dente, escúrrela bien y colócala en una ensaladera.
  5. Añade el resto de ingredientes a la ensaladera, remuévelos y aliña con un chorrito de aceite de oliva, vinagre y sal. El cebollino picado será un toque decorativo perfecto para que este plato destaque. ¡A comer!

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Truco final

Esta es una de las recetas de verano que más te gustará. No olvides controlar los tiempos de cocción de la pasta, ya que si te pasas quedará floja y sin cuerpo. Lograr que esté al dente te costará un poco de práctica, pero tienes todo el caluroso verano por delante para ponerte manos a la obra. Sin duda, esta es una de las ensaladas de pasta que no olvidarás jamás.