Entre las recetas internacionales menos conocidas sorprende la que ahora te presentamos. La cocina ecuatoriana se caracteriza por buscar siempre un adecuado equilibrio entre sabor y textura. Así, lo que puede parecer un simple plato de arroz con pollo puede convertirse en una delicia a tener en cuenta para tus próximas aventuras en tu cocina.

Tanto por sus ingredientes como por su mezcla de sabores, es la típica receta que gusta tanto a niños como a mayores. Además, puede sacarte de un apuro en esos días en los que cocinar no es, precisamente, lo que más te apetece. Así que solo te queda descubrir esta receta e incorporarla a tu repertorio para sorprender a todos tus familiares fácilmente.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Tiempo de preparación: 30 minutos Dificultad: Fácil Coste: Económico Comensales: 4.

Ingredientes

  • Caldo de pollo
  • Aceite
  • Un puñado de arroz Sabroz por persona y uno para el invitado
  • 4 dientes de ajo
  • 2 cebollas
  • 170 gramos de beicon picado
  • Una cucharadita de cada una de las siguientes especias: ají o chile en polvo, cilantro y comino
  • 2 zanahorias
  • Media taza de pasas
  • 4 huevos cocidos (2 revueltos y 2 duros)
  • Salsas: 7 cucharadas de salsa de soja y 2 de salsa inglesa
  • Cebolleta
  • Un kilogramo de pechuga de pollo

Preparación

  1. Comienza cociendo el pollo troceado con las verduras, salvo la cebolleta y una cebolla, para hacer un caldo. Tras prepararlo, retira la carne, desmenúzala y resérvala.
  2. Añade a una sartén una cebolla bien picada y sofríela con aceite de oliva. Es el momento de incorporar el arroz; primero remueve para que coja el sabor de la cebolla, luego añade el caldo poco a poco (no es una paella, por lo que la medida no es exacta). El arroz debe tener textura y no quedarse demasiado hecho.
  3. Pon un poco de aceite en un wok y añade el beicon, las salsas, las especias y el pollo. Muévelo todo bien. Pon el arroz en el último momento, moviéndolo para que quede suelto, y también los huevos batidos. Cuando esté ligado remata con las pasas y con los huevos duros.

Esta receta de chaulafan, que así se denomina en Ecuador, no deja de ser una variante del arroz frito chino. Al otro lado del Atlántico se degusta acompañado de salsa picante o similar. El plato resulta muy equilibrado y termina por convertirse en una apuesta decidida por comer sano y, especialmente, por variar un poco la manera de comer arroz.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Su maridaje con vino blanco o con un cava bien frío es más que recomendable. Te recomendamos que añadas las variantes que prefieras para resaltar los sabores al gusto. Sin duda, un plato infalible para los domingos.

Truco final

Si en lugar de 20 minutos en el wok lo dejas 15, conseguirás que quede algo más duro. Esto te permitirá poder moverlo sin miedo cuando lo incorpores al resto de ingredientes. Además, lograrás respetar su textura, consiguiendo así un resultado tan positivo como altamente recomendable para este excelente ejemplo de las recetas internacionales más exquisitas.